Teoría de John Maynard Keynes

El pensamiento keynesiano representa el máximo estudio de la macroeconomía después de la crisis de 1929-1930.

En su obra, La Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero, marca las políticas macroeconómicas para la disminución del desempleo, la importancia de la inversión tanto pública como privada para reactivar la economía.

Señala el papel del dinero para los individuos, así como los motivos para tenerlo (transacción, precautorio y la especulación); asimismo, explica el comportamiento de la tasa de interés.

Dentro de la parte macroeconómica se refiere a la demanda y oferta agregadas, así como a los determinantes de éstas.

John Maynard Keynes (1883-1946)24 desarrolló el estudio de la macroeconomía y fue crítico de la escuela clásica; sus principales obras fueron las siguientes:

– Las consecuencias económicas de la paz (1919),
– Tratado sobre la reforma monetaria (1923),
– La teoría general de la ocupación el interés y el dinero (1936); después de la gran depresión de los años treinta, esta obra proponía una teoría macroeconómica alternativa para examinar las políticas económicas y las perturbaciones externas.

Keynes centró su estudio a la demanda agregada, que es la cantidad total que se gasta dentro de los diferentes sectores dentro de un periodo.

Esta demanda se integra por el consumo, la inversión de los privados, el gasto público y el ahorro.

El consumo está determinado por elementos psicológicos, por el comportamiento humano y de las empresas y por los factores exógenos.

A su vez depende de tres factores: del consumo autónomo (no depende del ingreso), de la cantidad adicional que consumen los individuos (cuando reciben un peso adicional de ingreso) y del ingreso disponible o renta.

La inversión se ve afectada por el interés y por el valor del bien de capital que se desea añadir y su costo; el valor del bien de capital dependerá de los rendimientos esperados y del tipo de interés al que se descuentan los rendimientos dentro de un periodo determinado.

El gasto público representa las compras de bienes y servicios del gobierno hacia otras empresas; quien ejerce este gasto son los diferentes niveles de gobierno (federal, estatal y municipal); el papel del gasto es determinante cuando la demanda agregada no se estimula a través del consumo y/o la inversión de los privados.

Por último se considera al ahorro como la formación de reservas para atender imprevistos, hacer frente a necesidades futuras; este ahorro depende del nivel de ingreso del individuo, es decir, si aumenta éste, el nivel de ahorro se incrementa en función del ingreso personal disponible–gasto de consumo.

La oferta agregada muestra la cantidad total de producción que están dispuestas a ofrecer las empresas a un nivel de precios determinados; ésta depende del trabajo, capital y tecnología.

Curvas de oferta y demanda agregadas

Curvas de oferta y demanda agregadas

Nota: OA es oferta agregada; DA, demanda agregada; y el punto donde se intersectan ambas curvas, el punto de equilibrio macroeconómico.

Fuente: Apuntes de Macroeconomía de la FCA de la UNAM

Publicado en Macroeconomía

Suscríbete:

who's online