Tintas de secado ultravioleta

Tintas Ultravioleta (Ultraviolet ink): El proceso de curar o secar una tinta UV es la transformación de una capa de tinta líquida a una sólida por medio de una fuente de la luz ultra violeta.

En el caso de las tintas UV comparadas con las tintas convencionales, sustituimos el vehículo por fotopolímeros, existen los pigmentos y también aditivos, con la salvedad que hay un elemento denominado fotoiniciador que es la parte que desencadena el secado de la tinta.

Todos los pigmentos utilizados en las tintas para UV deben ser resistentes a la luz, ya que de otra manera los pigmentos s presentes en las tintas se degradarían y cambiarían de tono.

Parecería que esta tecnología resulta para muchos ser altamente contaminante, lo cual está muy lejos de la realidad, ya que es realmente amigable con el medio ambiente. Por ejemplo:

No hay emisión de solventes (o VOC’s), mejora la calidad del aire.
– Tampoco hay emisión de solventes lo que mejora la seguridad y salud de los trabajadores.
– Hay un mejor aprovechamiento de los espacios, pues de inmediato se pueden hacer postetas altas.
Reduce el consumo de energía y su costo.

La tinta resulta estable durante su aplicación en sistemas de impresión. Algunas de las ventajas de la tinta UV son:

– Una gran mejoría en el brillo de los impresos.
– La manipulación puede ser inmediata.
– Existe más rendimiento del producto y menos desechos.
– Se mejoran las resistencias físicas de los impresos.

El proceso para el curado de tintas UV necesita energía entre 185 y 410 nanómetros de longitud de onda, para lograr el curado efectivo.

Todas las lámparas generarán típicamente tres bandas de energía básicas:

Luz ultravioleta,
Luz visible y
Energía infrarroja.

La energía ultravioleta es invisible, por lo que la medición y el registro regular con un radiómetro es la única manera de asegurar que las lámparas UV estén funcionando adecuadamente.

Las lámparas UV en forma clásica tienen un reflector elíptico cuya función es concentrar la energía del bulbo sobre un solo punto.

Una vez que el impresor ha recibido la tinta ésta pasará por la lámpara a través de la zona focal de alta intensidad del reflector, propiciando el curado.

La función de la unidad de curado es proveer la energía de curado UV a los fotoiniciadores e iniciar el proceso de polimerización.

Es importante mencionar que todos los equipos de impresión deben contar con un sistema de extracción de ozono.

El ozono se genera cuando el arco eléctrico se forma por la lámpara y se pone en contacto con el oxígeno del aire, si no se extrae el ozono puede ocasionar problemas respiratorios a las personas.

Cuidados de las unidades:

Limpieza permanente de lámpara y reflector; el reflector debe mantener suacabado espejo todo el tiempo.
No tocar con las manos la lámpara o el reflector, por la grasa de las mismas.
– La vida útil de las lámparas es de aproximadamente 1000 hrs.
No se debe agregar ningún agente externo al barniz sólo los productos que son químicamente compatibles.
Nunca se debe ver directamente la lámpara UV o el reflejo de la luz.

Es importante considerar que el barniz UV no se cura, si no es expuesto a la energía UV de una unidad de curado o del sol, por lo que.

Sistema de impresión

Si se tiene un contacto directo con la piel, puede aparecer una posible irritación o dermatitis.

No debe usarse solvente para limpiar la piel contaminada. Lavarse antes y después de quitarse los guantes con agua y jabón para evitar contaminar todo lo que se toque.

Los principales problemas de impresión que pueden presentarse con las tintas de UV son:

– Problemas de adherencia.
– Falta de intensidad en el curado.
– Una incorrecta tensión superficial del material. No todos los sustratos de impresión son adecuados para imprimirse, por lo que es posible que algunos.
– de ellos contribuyan a generar problemas.

La tinta debe aplicarse sobre sustratos recubiertos.

Un mal control de la solución para la fuente puede provocar que las tintas se emulsifiquen durante el tiro y como consecuencia la impresión presente un exceso de agua, esto puede repercutir en una falta de adherencia del barniz al sustrato.

Las máquinas de impresión deben contar con las lámparas suficientes para imprimir y curar la tinta, la mayoría de máquinas vienen de fábrica, aunque podrían hacerse adaptaciones.

Fuente: Apuntes de Tecnología de los Sistemas de Impresión de la U de Londres.

Publicado en Tecnología de los Sistemas de Impresión

Suscríbete:

who's online