Tipo de cambio

El tipo de cambio es definido como el precio de la moneda extranjera en relación con el precio de la moneda nacional o el precio al que la moneda de un país se intercambia por la moneda de otro o la relación de intercambio entre dos divisas (el precio por el que se pueden comprar o vender). Este intercambio se realiza en el mercado de divisas, el cual se define como el lugar en el que se negocian monedas de diferentes países.

Al igual que en todos los mercados se manejan:

Oferta de divisas

– La cantidad ofrecida de pesos en el mercado de divisas es el monto de pesos que los individuos planean vender en un periodo dado.
– Los factores que afectan a la cantidad ofrecida son:
– El tipo de cambio
– Las tasas de interés nacionales y extranjeras
– El tipo de cambio futuro esperado
– Ley de la oferta de divisas: “Permaneciendo todo lo demás constante si aumenta el tipo de cambio, aumenta la cantidad ofrecida de divisas o viceversa”, es decir, existe una relación directa, por lo tanto la curva de oferta de divisas tiene pendiente positiva.

Curva de oferta de divisas tiene pendiente positiva

curva de oferta de divisas

– El tipo de cambio influye sobre la cantidad ofrecida por dos razones:

1. El efecto exportaciones:

– cuanto mayor sea el valor de las exportaciones de un país, mayor será la cantidad de divisas que la gente podrá ofrecer en el mercado nacional de divisas.

2. Efecto del beneficio esperado: éste nos indica que cuanto menor sea el beneficio
esperado de mantener una moneda extranjera, mayor será la cantidad ofrecida de esa moneda en el mercado de divisas.

Demanda de divisas

– La cantidad demandada de pesos en el mercado de divisas es el monto de pesos que los individuos planean comprar en un periodo dado.
– Los factores que afectan a la cantidad demandada son:

– El tipo de cambio
– Las tasas de interés nacionales y extranjeras
– El tipo de cambio esperado

– Ley de la demanda de divisas: ”Permaneciendo todo lo demás constante si aumenta el tipo de cambio, disminuye la cantidad demandada de divisas o viceversa”, es decir, en la demanda se establece una relación inversa entre el tipo de cambio y la cantidad, por esa razón la pendiente de la curva de demanda de divisas es negativa.

Curva de demanda de divisas negativa

curva de demanda

– El tipo de cambio influye sobre la cantidad demandada por dos razones:

a. El efecto importaciones: éste nos señala que cuanto más alto sea el tipo de cambio, con todo lo demás igual, más caros serán los bienes y servicios producidos en el exterior. Porlo tanto, menor será el valor de las importaciones realizadas.

b. Efecto del beneficio esperado: nos expone que cuanto más disminuye el valor del tipo de cambio, manteniendo todo lo demás constante, mayor será la utilidad esperada de comprar la divisa.

El tipo de cambio de equilibrio se determina por el punto de corte de estas dos curvas, es decir, la oferta debe de ser igual a la demanda de divisas.

Punto de equilibrio entre la oferta y demanda de divisas

Punto de equilibrio entre la oferta y demanda de divisas

Ejemplo: si el tipo de cambio dólar/euro es de 0.90 quiere decir que con cada euro se pueden comprar 0.90 dólares.

Pero qué ocurre si este mercado no está en equilibrio. Supongamos que se da una apreciación del tipo de cambio, la cual significa que se da un aumento del tipo de cambio o del valor de una moneda, como ejemplo tenemos que si el precio del euro era de 0.90, pero que el tipo de cambio que aplica el Banco Central es de 1 dólar/euro.

En este caso el euro estará caro (con un euro se puede comprar un dólar cuando en equilibrio tan sólo se puede adquirir 0.9 dólar). Un euro caro dificultará las exportaciones europeas (al extranjero les resultarán caras) y favorecerá las importaciones (resultarán baratas), disminuirá el turismo hacia Europa, se rechazarán algunos proyectos de inversión en Europa.

En definitiva, disminuirá la demanda de euros, al tiempo que aumentará la demanda de los dólares; esto hará que el euro vaya perdiendo valor hasta que se alcance nuevamente el punto de equilibrio.

Si se aprecia mucho dificultará las exportaciones, lo que se traducirá en un déficit de la balanza comercial y en desempleo.

Ahora bien, una depreciación o devaluación del tipo de cambio significa una disminución de éste o del valor de una moneda; así, tenemos que los bienes y servicio de un país le cuesta menos a los extranjeros, por lo que compran más exportaciones de ese país, de la misma forma que los bienes y servicios extranjeros cuestan más a los consumidores de ese país, por lo que compran menos importaciones.

Fuente: Apuntes de Macroeconomía de la FCA de la UNAM

Publicado en Macroeconomía

Suscríbete:

who's online