Transporte activo

Mediante los sistemas de transporte activo la membrana celular transporta materiales de forma activa en contra de las leyes físicas de la difusión, es decir en contra de gradientes de concentración elevada, gracias a las llamadas proteínas de transporte organizadas alrededor de un conducto lleno de líquido que se extiende de un lado a otro de la membrana. La molécula que va a ser transportada se une a una determinada proteína inmersa en la bicapa lipídica.

Es forzada a pasar a través del poro y luego es expulsada al otro lado de la membrana.

Naturalmente, este procedimiento conlleva un gasto de energía, que generalmente es aportada en forma de ATP.

Membrana de secreción

Algunas células presentan la membrana plasmática recubierta exteriormente por una envoltura denominada membrana de secreción, que en las bacterias y los vegetales recibe el nombre de pared celular.

Es la pared rígida, perforada en muchos sitios, característica de las células vegetales, está compuesta principalmente de hemicelulosa, pectinas y sobre todo celulosa, aunque también puede haber cutina, suberina y lignina.

La cutina (que recubre la epidermis) y la suberina (en las células suberígenas) impiden la deshidratación al ser impermeables al agua, mientras que la lignina brinda sostén y protección endureciendo las células de la madera y de otras estructuras.

La membrana de secreción de las células animales recibe el nombre de glucocáliz y sus componentes principales son las glucoproteínas.

Publicado en Ciencias naturales y física