Tratamiento de la hiperbilirrubinemia

Está orientado a evitar el kernicterus o encefalopatía bilirrubínica. El tratamiento se hace en base a:

a) Fototerapia: es la exposición del R.N. a la luz solar. Cremer (1958) llegó a la conclusión de que la luz descompone a la bilirrubina indirecta mediante reacciones de fotoconversión y fotooxidación en sustancias fotoderivadas (fotobilirrubina y lumirrubina: que son isómeros hidrosolubles) que no son tóxicas para el cerebro y que se excretan fácilmente.

A este proceso se le llama fotoisomerización. Normalmente se usa luz fluorescente blanca, verde o azul que imitan la luz solar, aunque también se está usando luz de cuarzo halógena y mantas de fibra óptica.

La fototerapia no se realiza cuando los niveles de bilirrubina conjugada son altos.

b) Exanguinotransfusión: es el recambio de sangre para corregir la anemia o la hiperbilirrubinemia.
c) Administración de barbitúricos: aplicación de fenobarbital ya que estimula la glucuroniltransferasa y aumenta la concentración de ligandinas.

Pero no se utiliza mucho porque su mecanismo de acción es muy lento (tarda 2 o 3 días en hacer efecto). También se puede administrar albúmina que disminuye la cantidad de bilirrubina indirecta.

La exposición a la fototerapia puede ser:

a. continua: reduce la bilirrubina en sangre, hasta el 37% en 24 horas.
b. intermitente: la reduce considerablemente en 24 horas.

Son efectivos ambos métodos.

El tratamiento depende de:

1) situación o estabilidad de neonato
2) peso
3) edad gestacional

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online