Aspectos básicos para la elaboración de un proceso de reingeniería

Son dos aspectos básicos que se busca en la elaboración de un proceso de reingeniería:

– La innovación y
– El logro de incrementos radicales en los indicadores de desempeño del negocio.

¿Cómo hacer reingeniería?

La reingeniería se basa en una guía metodológica, pero no se trata de una receta de cocina, y aquí deben de dejarse márgenes para la libertad y la imaginación creativa.

Son cuatro las fases para desarrollar un proceso de reingeniería:

1. Identificación: permite conocer la situación de la organización, la competencia, los clientes. En donde se encuentra la empresa y hacia donde quiere ir.
2. Diagnóstico: procura identificar y entender los procesos principales y las oportunidades de mejoría.
3. Diseño: en esta fase se realizan los planos ejecutivos y los modelos de los nuevos procesos.
4. Implementación: es la etapa más delicada y con más alto índice de fracasos, porque significa llevar los procesos a la práctica.

Es cuando se implementa la llamada administración de transición. Involucra a toda la organización y hasta la cultura de la empresa, las normas de evaluación, las compensaciones de los trabajadores, etcétera. Aquí se utilizan estrategias motivacionales y de administración del cambio.

En su actual etapa de desarrollo, la reingeniería, para ser eficaz, implica un alcance amplio y su implementación exige mucha destreza, lo cual constituye su aspecto más problemático. Los procesos de negocios cruzan líneas organizacionales y el cambiar un proceso puede afectar a otros.

La reingeniería requiere expertos en trabajo de personal, ingeniería industrial y económica, el marketing, tecnologías de diferentes clases; en fin el problema es que son pocos los gerentes que han visto que hay detrás de todas estas puertas.

La reingeniería y sus aplicaciones

Fuente: Administración I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Administración

Suscríbete:

who's online