Aspectos de legislación del consumidor

El consumo nunca ha tenido una forma organizada. Ha abarcado las actividades (por mucho tiempo sin coordinación) de un grupo disperso de personas, asociaciones y organizaciones.

Como consecuencia, las metas hacia las que se puede estar dirigiendo están aún mal definidas y son inciertas. Antes de hablar sobre estas metas, nos gustaría exponer algunos ejemplos de sucesos recientes.

La Federal Trade Commission, está actuando rápidamente para expedir propuestas que regulen la protección a los consumidores. Al mismo tiempo, se están reactivando antiguos poderes de la FTC, con el fin de proporcionar confianza rápida y eliminar abusos peligrosos.

La extensión de estos nuevos reglamentos concierne a todo tipo de negocios.

Por ejemplo:

1.- Como acción contra una franquicia concedida en California a favor de un sistema para reemplazar el cabello, la FTC está solicitando un mandamiento de revocación, recurso que no se había empleado en los últimos diez años.

La querella acusa a la empresa de hacer falsa publicidad, de no haber mencionado ciertos riesgos médicos que se corren, y del uso de técnicas de ventas de “gran presión”.

Un representante de la FTC indicó que se hará uso más frecuente de estos mandamientos de revocación, especialmente cuando puedan existir riesgos médicos y de salud para el público.

Una de las razones para revivir estos mandamientos de revocación, es que, contra lo que sucede en las órdenes de aceptación, o de cesar y desistir, no existe gran lapso de espera cuando son presentadas a los tribunales. La protección que se proporciona al consumidor es más inmediata.

2.- En otra acción, la FTC propuso que las etiquetas de los paquetes de detergentes deben llevar advertencias sobre su uso (similares a las advertencias en los paquetes de cigarrillos). Estas advertencias serían concernientes a la contaminación del agua y se haría notar en la etiqueta de cada producto la cantidad de cloro “dañino”.

3.- Otra propuesta de la FTC sugiere obtener listas de precios de coches nuevos para reflejar los precios de ventas reales. Esto haría menester que los precios
“marcados” no estuvieran más del 3% arriba del precio más bajo al que la mayoría de los distribuidores suelen vender. Los distribuidores de los automóviles y los líderes de la industria se oponen a esta reglamentación alegando que su enfoque no es realista con la situación.

Arguyen que la mayoría de los consumidores entienden que la lista de precios es sólo un punto de partida, y también que algunos automóviles deben venderse a un precio superior al promedio.

4.- La supresión de las ventas de puerta en puerta es el tema de otra reglamentación. Sugiere un periodo de tres días de asentamiento durante el cual, el comprador de mercancías o servicios por más de $1 0. 00 dólares de precio podría cancelar la compra.

5. Otro reglamento de la FTC difícil de alcanzar, pide mayor protección a aquellos consumidores que firman letras de cambio en operaciones de ventas en abonos.

Si llegara a llevarse a cabo, protegería las demandas y defensa de los consumidores al:

a) hacer sujeto responsable al siguiente tenedor de una letra de cambio de las reclamaciones que el comprador pueda tener contra el primer vendedor,
b) nulificar los acuerdos mediante los cuales, el comprador renuncie a derechos o soluciones que pueda tener y
c) legalizando aquellos acuerdos por los que el comprador pueda estar prevenido al hacer una demanda o defensa proveniente de una venta., el clausurado eliminaría las estratagemas tradicionales que para cobrar usan los vendedores, conocidas como: “confesiones de juicio” y “asignación de salarios”.

6.- La nueva ley sobre tarjetas de crédito entró en vigor el 25 de enero de 1971. Impone límites a los poseedores de tarjetas en sus responsabilidades y afecta la forma de las transacciones de las tarjetas de crédito. Esta ley puede afectar la forma de negociar con las mismas, tanto para las empresas que expiden las tarjetas como para los usuarios, almacenes y otras partes involucradas.

Primero, los expedidores necesitarán un sistema que permita a las tiendas establecer rápida y eficientemente la identidad del poseedor de la tarjeta. Esto puede acarrear gastos y pérdidas soportadas por los almacenes que tienen que asegurarse que el propietario de la tarjeta sea quien la presenta.

Algunas de las empresas que otorgan tarjetas pueden encontrarse con que es mayor el costo al seguir los reglamentos enviando notificaciones de los tarjeta-habientes, que la posible pérdida en cuestión.

Desde luego, estas empresas seguirán asegurándose, como el mejor método para prevenirse de estas pérdidas con “tarjetas malas”.

7. En la primera acción legal de este tipo, el Fiscal General del Estado de Nueva York ha demandado a dos de los más importantes fabricantes de jabón del país. Razón: Los fabricantes no incluyeron en el texto de la etiqueta de sus productos la cantidad de trifosfato de sodio que contiene su componente limpiador.

Nueva Ley. Una ley del estado de Nueva York, en vigor desde el 1o. de enero de 1971, requiere que todos los detergentes indiquen en sus etiquetas el porcentaje de fosfato que contienen. Esto es para que el consumidor pueda escoger con conocimiento de causa, si desea usar un producto que potencialmente es dañino ecológicamente.

8.- Una compañía no puede ponerse en contacto o amenazar ponerse en contacto con el patrón de su deudor para poder cobrarle, a menos que exista una resolución legal contra él. Ese es el espíritu de una decisión de la Suprema Corte de Justicia del Estado de Nueva York, apoyando la reglamentación de la ciudad de Nueva York que sanciona como prácticas comerciales irrazonables, ciertos métodos para cobrar deudas.

La Corte dijo que se debe parar el atosigamiento a los deudores, así como que pierdan o se les amenace con perder su empleo.

9.- Los usuarios de reportes de crédito de consumidores (como patrones, compañías de seguros, almacenes, bancos, agencias intermediarias etc..), tienen ahora responsabilidades legales con el consumidor; ese es el efecto de la Federal Fair Credit Reporting Act que entró en vigor el 25 de abril de 1971.

Una empresa debe notificar a cualquier persona que se le niegue empleo, seguro o crédito debido a reportes adversos. Debe:

a) dar el nombre y dirección de la compañía investigadora de crédito o de la agencia de reportes de consumidores que proporcione la información.
b) informar al consumidor sobre su derecho a solicitar la información que se usó.

10.- Los derechos de los financiadores para retener títulos de crédito del consumidor ya restringidos por ley en varios estados ahora pueden restringiese nacionalmente.

Los poseedores de tales títulos han sido considerados normalmente como “tenedores oportunísticos” con buena posición, y sin responsabilidad de asegurarse de que las condiciones de la venta se cumplieron. Recientemente, la Federal Trade Commission expidió un nuevo Reglamento Comercial que quitaría a los compradores de títulos de crédito de consumidores su inmunidad a ciertas “defensas” y reclamaciones hechas por los compradores a los vendedores.

El reglamento haría que el anverso del título expedido por un almacén contuviera una leyenda desprendible. Se mencionaría que cualquier tercero que comprara el título, es sujeto a reclamaciones legítimas del consumidor a causa de la transacción original.

El reglamento también prohibiría cualquier acuerdo por el cual el consumidor renunciase a los derechos que la ley le otorgara para hacer tales reclamaciones. Por último protegerla al consumidor para que no haga acuerdos de no intentar reclamaciones o defensas contra el vendedor o el futuro tenedor del título.

11. Ahora es legal que una persona envíe mercancías por correo no solicitadas, y si lo hace, no sólo perderá los productos, sino que también se le impondrán fuertes multas.

Nueva ley de reorganización postal La Federal Trade Commission hará valer la nueva ley de 1970. Califica como una práctica injusta el envío por correo de mercancía no solicitada con dos excepciones: (a) muestras gratis claramente marcadas como tales y (b) mercancía enviada por instituciones de beneficencia solicitando contribuciones.

12. Si los fabricantes, ya sean por sí mismos o a través de sus distribuidores y asociaciones comerciales, no actúan para controlar la garantía de cobertura y administración, existe una gran posibilidad de que se promulguen leyes con las cuales, varias industrias afectadas encontrarían tropiezos para operar.

13. Una compañía que fabrica medicina que los médicos pueden prescribir va a caer en un nuevo reglamento de la Food and Drug Administration; el reglamento requiere que cualquier medicina juzgada menos que efectiva por la National Academy of Scinces, observe en su publicidad las decisiones de la NAS.

14. El patrón, almacén o acreedor que use los reportes de consumidores en cualquier forma, está ahora afectada por la Fair Credit Reporting Act. El acta impone muchas nuevas restricciones a todos los www de tales reportes. Alguien puede llegar a tener la obligación de informar a los solicitantes de trabajos, créditos o seguros que él usó un reporte de los mencionados, y de dónde lo obtuvo.

Se debe hacer del conocimiento del consumidor el hecho de que se está preparando un reporte de investigación sobre él. Tal aviso es necesario si el reporte se refiere a crédito o empleo que el sujeto ha solicitado.

La lista anterior no abarca todo, pero muestra la creciente demanda en el Senado de control para tomar una postura más fuerte protegiendo a los consumidores de productos potencialmente riesgosos y establecer procedimientos estándar y estrictos para prueba de productos. Para negociantes fabricantes, distribuidores y minoristas la acción del gobierno en estas áreas causará decidido impacto sobre las operaciones.

Declaraciones recientes de agencias gubernamentales mencionando que varios artículos de uso común podían producir serios problemas de salud y ambientales a sus usuarios, han acelerado una ráfaga de actividad en el Senado para aumentar la protección al consumidor.

Se hicieron leyes creando una agencia del gobierno para regular la protección y diseño de mercancías potencialmente riesgosas; desde juguetes para niños hasta el contenido químico de los detergentes.

Los legisladores arguyen que las agencias federales existentes para proteger al consumidor contra riesgos de seguridad y de salud no están haciendo un trabajo adecuado. La prueba de productos también está ganando popularidad en el Senado.

Con tal procedimiento, los compradores potenciales sabrán de inmediato si el producto pasó la prueba y si satisface o no las necesidades del consumidor, porque los fabricantes que usen los métodos de prueba gubernamentales, tendrían que imprimir los resultados de la prueba en un marbete pegado al
producto.

Sistemas similares, llamados “marbetes informadores”, son de amplio uso en la Gran Bretaña.

Fuente: Apunte de la materia Psicología del Consumidor de la Unideg

Publicado en Psicología del consumidor

Suscríbete:

who's online