Buscando recursos en Internet

La World Wide Web es una gran red de documentos, normalmente en formato html, que, como hemos visto, tienen incrustados archivos de diferentes formatos que son visibles a través de los navegadores (Explorer, Mozilla, Safari, Netscape, etc). Estos archivos están almacenados en servidores accesibles a través de Internet.

Internet es, en la actualidad, la mayor fuente de datos existentes y disponibles para cualquier persona en cualquier lugar del mundo, lo que es -sin duda- la mayor revolución de los últimos tiempos. A lo largo de tus estudios podrá ser, por tanto, una herramienta muy potente y útil de acceso a información relacionada con las materias que estés aprendiendo y necesaria para los trabajos que tengas que realizar. Sin embargo, surgen algunas preguntas referidas a la diversidad y magnitud de la información disponible y el uso de la misma. Recordemos que, como hemos dicho antes, debemos ir de las “Sociedades de la Información” a las “Sociedades del Conocimiento”:

  • Dado el gran volumen de documentos e información disponible en la web, ¿cómo podemos acceder a lo que nos interesa? o ¿cómo podemos buscar sobre un tema concreto en todo lo que hay publicado en esos servidores?
  • Y un segundo punto de gran importancia ¿cómo discriminar qué información es seria y fiable y cuál no lo es?

a) Para dar respuesta al primer punto se han desarrollado los buscadores o motores de búsqueda. Existen diferentes tipos de buscadores en función del modo de buscar; por ejemplo, cuando damos una palabra clave el buscador puede localizarla dentro del documento, dentro de una parte del documento, sólo en las palabras que lo clasifican, etc.

Este mapa-esquema te permite acceder a información acerca de los buscadores en Internet. Te recomendamos especialmente, la lectura del documento enlazado a “¿Cómo buscar?”.

Motores de busqueda

b) ¿Cómo saber si un documento web es fiable?

A través de los buscadores podemos acceder a una gran cantidad de páginas web que tienen un origen muy diverso. Poner archivos o documentos a disposición de los millones de usuarios de Internet es muy fácil; por ese motivo, es muy necesario que aprendas a discriminar qué información es realmente fiable y segura. Para ello, a continuación te proporcionamos algunas pautas que te puedan servir para poder evaluar la diversa información que encuentres en Internet.

  • busca la autoría de la página, identificando si se trata de un organismo o institución conocidos, o bien de una contribución de tipo personal;
    • si es una página de un organismo oficial, su dirección será identificable (por ejemplo, www.uned.es);
    • si se trata de páginas con aportes personales y profesionales que se responsabilizan de los datos e información que proporcionan, deben estar firmadas, es decir, deben tener identificado a su autor y, deseablemente, un correo para poder dirigirse a él;
    • intenta verificar, en el caso de contribuciones personales, el grado de solvencia científica del autor;
  • la página debe tener fecha de última actualización, lo que permite saber en qué medida es una información actualizada;
  • analiza de forma crítica la información expuesta, a partir de los datos obtenidos en los puntos anteriores.

c) Navegar sin perder el rumbo

Dado que los contenidos de éste y otros cursos virtuales se presentan a través de archivos enlazados, es importante navegar a través de ellos sabiendo dónde vamos y dónde estamos en cada momento. En ocasiones las pantallas muestran esa información.

Fuente: Entrenamiento en competencias para el estudio autorregulado a distancia de la UNED, licencia Creative Commons License 2.5.

Publicado en Competencias para el estudio a distancia

Suscríbete:

who's online