Causas del conflicto

Actividades mutuamente dependientes: cuando dos grupos dependen entre sí para lograr sus objetivos, es posible que se esfuercen más por cooperar. Sin embargo, si fallan sus esfuerzos, los conflictos se intensifican debido a la dependencia no deseada.

Desequilibrio entre la dependencia de actividades: Cuando un grupo A depende de otro B, pero este último no depende del primero, es posible que se presente un conflicto.

Criterios de desempeño: Cuando un grupo sólo se encarga de uno de los aspectos de todo el proceso, muchas veces surgen conflictos. Por ejemplo, en ocasiones los departamentos de producción prefieren producir al mismo ritmo todo el año para evitar despidos.

Por otra parte, las áreas de control de inventarios pueden optar por tasas irregulares de producción basadas en la demanda , para reducir al mínimo los costos de manejo de inventario. Es posible que la necesidad de un grupo se oponga drásticamente a las de otro.

Variación del ambiente: Cuando diferentes unidades en la misma organización utilizan diferentes procedimientos para enfrentarse a diversos ambientes, es probable que se presenten conflictos.

Las diferencias radicales en procedimientos entre dos grupos que tienen distintos clientes, pueden dar lugar a resentimientos y desmoralización.

Dependencia de los recursos: Cuando dos grupos dependen de los mismos recursos, como espacio y equipo, es probable que surjan conflictos, si no se especifican con claridad las prioridades.

Capacitación especial: Cuando se reúnen equipos de diferentes disciplinas con frecuencia se encuentran estereotipos, malos entendidos y conflictos debido al uso de lenguaje especializado y la tendencia a percibir los problemas desde un punto de vista personal.

Soluciones estructurales del conflicto

Para mejorar las relaciones entre grupos y organizaciones debe haber mayor integración o colaboración entre los grupos. Las estrategias y soluciones estructurales incrementan de manera efectiva la integración.

Son distintas de las estrategias de proceso que implican un cambio en las relaciones de información formal de la organización, más que un cambio en el comportamiento interpersonal de los individuos.

Es posible que las estrategia estructurales requieran la adición de por lo menos uno de los siguientes mecanismos gerenciales formales a la situación problemática:

– Jerarquía Planes
– Funciones de enlace Grupos de tarea
– Integración de funciones o unidades Organización matricial

Fuente: Apuntes de la materia Psicología del trabajo de la facultad de contaduría y administración, UNAM

Publicado en Psicología del trabajo

Suscríbete:

who's online