Conejos

El conejo es uno de los animales domésticos más apetecidos, tanto por su alta capacidad reproductiva y las facilidades para su crianza, como por las distintas posibilidades de explotación comercial.

Para la agroindustria, en pequeña y gran escala, el conejo es muy atractivo para obtener carne y piel.

Por ser considerado un animal muy voraz, su alimentación es variada, aunque para obtener buenos resultados con miras a su comercialización se recomienda suministrarles cereales, legumbres y hortalizas.

Finalidad

La finalidad de una explotación cunícola es obtener carne, piel o pelo de conejo. Según sea el propósito, uno será el product o principal y otros los secundarios.

Los principales países productores de carne de conejo son Rusia, Ucrania, Francia, Italia, España, China, Hungría, Alemania, Polonia, Portugal el Reino Unido y Estados Unidos. Entre éstos, China, Polonia, Francia y Hungría, además de abastecer su mercado nacional, generan excedentes que son exportados a Italia, el Reino Unido, Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Japón. Estados Unidos y Canadá.

Conejo

En América Latina se destacan sistemas intensivos comerciales en Cuba, Guadalupe, Martinico, Brasil y Uruguay, con muy bajo aporte a la producción mundial de carne de conejo. El consumo anual estimado a nivel mundial es de 200 g por persona.

El conejo en canal (excluyendo cabeza, vísceras y extremidades de las patas presenta un rendimiento promedio del 56-58% con respecto al peso vivo al momento del sacrificio. Su carne, con bajo contenido de grasa, posee proteínas (20-21%), y es fuente de algunas vitaminas del complejo B (B6 o piridoxina, niacina y ácido pantoténico).

Su bajo contenido en colesterol y alto en ácidos grasos esenciales insaturados (linoleico y linolénico), con un mínimo aporte de ácido úrico la convierten en un alimento saludable, digestivo, tierno, jugoso y gustoso.

La producción de pieles aparece como un subproducto de la explotación cunícola para carne. Las principales razas peleteras son la Castor rex, chinchilla, Silver foz, Silver marten, siamesa o sibilina, satín y lilac.

La calidad de las pieles está determinada por el foto periodo que regula las mudas que sufre el animal, la temperatura ambiente, el su ministro de una alimentación balanceada, el estado sanitario y la edad (cuatro o cinco meses, como máximo).

Entre los países productores de piel de conejo se destacan Francia, Rusia, Ucrania, Polonia y Australia, Corea y Filipinas figuran entre los importadores de pieles crudas, sometidas a procesos iniciales de conservación y curtido para su posterior reexportación a Estados Unidos, Japón, Alemania e Italia, donde se realiza el proceso terminal.

El pelo de la raza Angora es empleado en hilandería, con un valor comercial 50 veces superior al de la lana más fina. El pelo de esta raza tarda aproximadamente 14 semanas en alcanzar una longitud de 12-15 cm.

La producción mundial es baja y se concentra en la República Checa y la República es lo vaca, Francia, Alemania, el Reino Unido, España, Suiza, Polonia, Bélgica, China, Japón, Argentina, Corea e India, los cuales abastecen la demanda de Japón, Estados Unidos y Alemania.

Las excretas (conejaza) son de gran valor agronómico y alimenticio en la explotación de la lombriz roja híbrida californiana (Eísenia foetida).

La amplia gama de variedades de conejo permite que la industria cunícola se especialice en la explotación de carne o piel, aunque muchas personas explotan al conejo simplemente como mascota.

Fuente: Apuntes de Producción Agroindustrial de la Unideg

Publicado en Producción agroindustrial

Suscríbete:

who's online