Cosido

Este proceso se usa principalmente en la encuadernación de libros y consta de cuadernillos cosidos a caballo y pegados entre sí, ya sea con hilo o con pegamento. El bloque de cuadernillos queda sujeto a las pastas por medio de las guardas, que son hojas de papel que se pegan tanto al bloque como a las pastas.

Este tipo de encuadernación se utiliza en documentos de múltiples páginas.

Rústica cosida

Aquí tenemos una variación del hot melt rústico, ya que además del pegamento cuenta con un proceso adicional: el cosido, utilizado para crear una mayor seguridad y prevención de que un libro se deshoje.

Este acabado no utiliza el fresado ya que se llevaría la costura, y es recomendable para pastas duras. Los tipos de costuras que más se utilizan son: lateral y Smith. El tipo de costura Smith es una puntada a lo largo de la costilla o lomo, donde se cose un número determinado de pliegos hasta conformar un ejemplar.

Una vez cosido el ejemplar es necesario prensarlo en una máquina hidráulica para darle el ancho estándar -ya que al agregar el ancho del hilo a los pliegos se expande el tamaño original del libro-, aplicando a esta prensa una fuerza uniforme entre dos placas. En este tipo de encuadernación se utiliza pasta blanda.

Fuente: Apuntes de la materia de postprensa de la Universidad de Londres

Publicado en Postprensa

Suscríbete:

who's online