Cultura

La cultura es un complejo de símbolos y artefactos creados por la sociedad y transmitidos de generación en generación como determinantes y reguladores del comportamiento humano.

Los símbolos pueden ser intangibles (actitudes, creencias, valores, idioma) o tangibles (herramientas, vivienda, productos, obras de arte). No incluyen los actos instintivos.

Sin embargo, la forma en que el hombre lleva a cabo los actos biológicos instintivos, como la ingestión de alimentos, recibe el influjo de la cultura. Así, todo mundo siente hambre, pero lo que se come, el momento en que se come y cómo se come varía de una cultura a otra.

Las culturas varían a lo largo del tiempo, a medida que los viejos patrones paulatinamente van siendo reemplazados por otros. En los últimos años, en, Estados Unidos han tenido lugar tendencias culturales de consecuencias de largo alcance.

Los ejecutivos de marketing han de estar atentos ante estos cambios, para que su planeación se ajuste al ritmo de los tiempos o incluso se anticipe a ellos.

Los roles y los sexos empiezan a perder su identidad.

La distinción entre los roles de hombres y mujeres o de maridos y esposas se ha ido diluyendo. Y ello se refleja en las oportunidades educacionales, en las carreras, en la ropa y en el lenguaje.

La cultura influye y se refleja en el comportamiento del consumidor.

Los valores culturales influyen en los patrones de compra y de consumo; por ejemplo, un consumidor puede otorgar un alto valor al logro y demostrar el éxito con símbolos de lujo y prestigio.

Otro consumidor puede tener el deseo, de lucir joven y atractivo, y comprar cosméticos que promueven en sus anuncios el “lucir más joven” además de inscribirse en un programa de ejercicios.

En cualquiera de los casos, el mercadólogo debe definir la orientación del valor del consumidor y determinar los símbolos que reflejan tales valores.

La cultura no sólo influye en el comportamiento del consumidor, también se ve reflejada en dicho comportamiento.

La preponderancia de las máquinas ejercitadoras, los clubes de acondicionamiento físico, las lociones para el cuidado de la piel, los alimentos de dicta y los productos con bajo contenido de grasa reflejan el énfasis que la cultura estadounidense pone en la juventud y en la buena condición física.

Por lo tanto, la cultura es un espejo tanto de los valores como de las posesiones de sus miembros.

Fuente: Apunte de la materia Psicología del Consumidor de la Unideg

Publicado en Psicología del consumidor

Suscríbete:

who's online