Curva de la demanda

Si se considera que los consumidores comprarán mayo res cantidades de un producto si sus precios bajan, la pregunta que surge es ¿cuánto más? Los empresarios necesitan saber cómo van a reaccionar los consumidores ante los incrementos o rebajas de precio.

Para ello, estudian la conducta del consumidor o experimentan con grupos de consumidores y con esta información comprueban la hipótesis de que a precios más bajos se vende más cantidad de determinado producto y viceversa.

Los resultados obtenidos con cualquiera de los métodos anotados pueden expresarse en una gráfica que representa la curva d e la demanda.

En la figura se muestra que los proveedores están dispuestos a producir 30 millones de fanegadas a un precio de $70 millones, pero los consumidores están dispuestos a comprar solamente 20 millones. De esta manera, resulta un excedente.

Proveedores

Además, al precio de 30, los consumidores demandan 70 millones; sin embargo, los proveedores están
dispuestos a producir sólo 20 millones. En este caso se presenta una escasez.

La carestía, por el contrario, genera competencia entre consumidores y presiona una subida en los precios. La oposición entre las dos fuerzas coloca el precio en un punto de equilibrio que, en este caso, podría ser de $35 por fanegada.

El empresario agrícola puede basarse en un estudio de las demandas de mercado para un producto, por ejemplo, el arroz (lo cual es factible por medio del análisis matemático) y en los resultados resumidos en una «curva de demanda para el arroz», la cual constituye una hipótesis tentativa sobre la manera como los consumidores van a reaccionar frente a una alteración o cambio de precio para este mercado en particular. Este dato tiene muchas aplicaciones en el campo de la economía de la empresa agropecuaria.

Elasticidad de la demanda

Los empresarios necesitan tener algunos elementos acerca de la respuesta de los consumidores a los cambios de los precios.

En economía esto quiere decir que necesitan saber algo sobre la elasticidad de la demanda para los productos producidos en su granja o hacienda.

La elasticidad significa un cambio porcentual en la cantidad vendida, ocasionado por un cambio porcentual en el precio del producto. Este concepto es fundamental para la mayoría de los negocios agrícolas porque, además de lo expresado, explica los cambios en el ingreso total por ventas asociado con la variación de los precios. Se ha comprobado que el hecho de vender más no implica en todos los casos un aumento en los ingresos.

La elasticidad de la demanda resulta de la división del incremento de la cantidad demandada entre el incremento de precios, multiplicada por 100

Elasticidad de la demanda

De acuerdo con la forma como responde la cantidad demandada a las variaciones de precio, se conocen cinco formas de elasticidad:

1. Perfectamente inelástica. No existe cambio de precio que pueda lograr que quienes demandan un bien o producto adquieran más o menos cantidad del mismo. Aunque varíe el precio, la cantidad permanece constante.

2. Perfectamente elástica. A un precio dado la cantidad demandada crece indefinidamente. Al dividir el incremento de la cantidad demandada entre cero, el resultado es infinito.

3. Unitaria. A un cambio dado en el precio le corresponde el mismo cambio porcentual en la cantidad demandada. Al dividir el incremento de la cantidad demandada entre el incremento del precio, resulta como cociente uno. Los servicios públicos son un buen ejemplo de esta elasticidad.

4. Relativamente inelástica. Ocurre cuando la variación del precio en 1% se corresponde con una variación inferior al 1% de la cantidad demandada. La maquinaria agrícola y los vehículos son ejemplos de esta elasticidad.

5. Absolutamente inelástica. Ocurre cuando al existir una variación del 1% en el precio, no se presenta variación en la cantidad demandada.

El concepto de la elasticidad es útil para explicar por qué una buena cosecha proporciona algunas veces al empresario un ingreso global inferior al que se obtendría en una mala cosecha.

La explicación está en el hecho de que una buena cosecha puede llegar a generar una baja en los precios que no alcanza a ser compensada por el aumento del consumo, pues la demanda de los productos agrícolas es generalmente inelástica.
Oferta .

Consiste en «la cantidad de productos que pueden ser vendidos (a los precios del mercado) por un individuo o por el conjunto de individuos que conforman la sociedad». Por esta razón se habla de oferta individual y oferta total.

Sea que la oferta se exprese mediante una tabla en la cual se relacione la cantidad ofrecida a diferentes precios, o mediante una curva, se estará hablando de función de la oferta.

Tabla de demanda

Gráfica de oferta

Los componentes de la oferta o elementos básicos que la determinan en un producto son el costo de producción (c), el nivel tecnológico (t) y el precio del bien (p). De esta forma, la oferta puede expresarse matemátic amente como una función en los siguientes términos:

O= F(c,t,p) (1)

La representación gráfica de la oferta se expresa mediante un sistema de coordenadas en el cual el eje X representa la cantidad ofrecida y el eje Y representa los precios de los productos agrícolas propuestos. En el ejemplo de la oferta de maíz, la gráfica muestra cómo, a medida que aumenta el precio, las cantidades ofrecidas son mayores por que el empresario productor mejora su utilidad.

De la gráfica de la oferta se deduce la ley de la oferta. Esta expresa que «cuando los precios de un producto bajan, disminuye la cantidad ofrecida y. cuando suben, la cantidad ofrecida también sube».

La oferta depende de la relación entre el precio del mercado y los costos de producción y distribución. Para quien ofrece el producto, el precio no debe bajar más allá de un limite que le garantice cierta rentabilidad.

En consecuencia, el precio de venta deberá cubrir los costos de producción y distribución: compra de semillas, pago de salarios a trabajadores, pago de impuestos, de gastos generales y de los gastos que puedan ocasionar las ventas, por ejemplo, publicidad.

La experiencia enseña que es mucho más importante la oferta cuando el precio ofrecido es alto. De esta manera, el productor se siente motivado a ofrecer su producción total.

Un ejemplo de este hecho pudo observarse en Colombia durante el primer semestre de 1994, cuando el gobierno aumentó el precio de la carga de café, lo cual hizo que quienes lo tenían almacenado, sacaran al mercado las existencias de grano.

Otra cosa ocurre cuando el precio es bajo. Las expectativas de una ganancia irrisoria hacen que el vendedor suspenda la producción y reorganice su empresa con miras a encontrar otros renglones de producción en los cuales disminuyan los costos por cada unidad productiva. Un ejemplo fue lo sucedido con los productores de algodón en Colombia a partir de 1990. cuando el gobierno rebajó los precios de sustentación y permitió las importaciones. Como resultado. los cultivadores optaron por cultivar sorgo o arroz.

En cuanto a productos agrícolas se refiere. la naturaleza desempeña una labor fundamental. Los volúmenes de producción. en los diversos periodos. dependen de factores climáticos (altura o descenso de las temperatura de la región) y de los regímenes de lluvias.

La creciente de un río puede hacer caer la producción y hacer que se reduzca la oferta, lo cual demuestra que los volúmenes de producción dependen más de las fuerzas de la naturaleza que de los precios del mercado. La oferta es elástica cuan do varía notablemente por efecto del precio; en el caso contrario, la oferta será rígida o inelásti ca.

La elasticidad es una razón aritmética que señala el porcentaje de variación de la calidad ofrecida cuando la variación en el precio es de 1%. Este proceso (elasticidad) se refleja en la pendiente de las curvas, de tal manera que una curva muy empinada estará mostrando una oferta inelástica, mientras que una curva con pendiente suave será señal de oferta elástica.

Al considerar solamente las variaciones en el precio para el producto agrícola que se ofrece, se observa que un movimiento ascendente de la curva de la oferta representa aumento en la cantidad ofrecida por causa del aumento en el precio de venta. Por el contrario, cuando la curva desciende, ello implica una menor cantidad ofrecida por causa de una disminución en el precio del producto. Los dos sucesos mencionados pueden analizarse en las figuras a y b.

Elasticidad

Fuente: Apuntes de Producción Agroindustrial de la Unideg

Publicado en Producción agroindustrial

Suscríbete:

who's online