El administrador como promotor del cambio

Palabras como cambio, innovación y futuro, actualmente forman parte del vocabulario común de las personas en general, de los administradores y en las organizaciones.

Los cambios en los paradigmas políticos, económicos, sociales culturales,  han traído consigo la necesidad de estar modificando estrategias, procesos, productos, modelos de negocios, nuevas formas y técnicas de comunicación humana.

Los nuevos modelos de negocios, el constante proceso de innovación, las modificaciones en las estructuras organizacionales, la competencia y la competitividad en el mercado, nos lleva a pensar en que una de las características clave y básica del administrador es ser promotor del cambio.

Ya no como una habilidad que el administrador desarrollará en un futuro, porque ese futuro ya está aquí y ahora, sino como una actitud y habilidad que debe poner en práctica en el ejercicio diario de sus funciones.

Para ser un promotor de cambio es necesario desarrollar una mentalidad creativa e innovadora, el autor Luigi Valdes, en su libro Innovación el arte de Inventar el futuro, afirma

Si la creatividad es la capacidad de generar nuevas relaciones y la innovación es la implementación de éstas ideas con éxito en el mercado,ambas requieren de un gran esfuerzo mental para cambiar el presente y luchar contra las reglas prevalecientes […] Innovar significa un proceso de cambio, este proceso es la oportunidad de que el administrador se cuestione sus modelos mentales, ya que estos paradigmas bloquean su capacidad de observar el mundo como un todo.

Los modelos nos ponen filtros que nos hacen observar de acuerdo con nuestras creencias. Cuando la realidad no se adapta a esas reglas mentales, se tiene un alto grado de dificultad para entenderla.

Se puede rechazar una buena idea solo porque no se acopla a nuestra forma tradicional de pensar, cerrando así la puerta a una nueva posibilidad y perdiendo una oportunidad potencial. Por ejemplo IBM, una de las empresas que más facturaba, su exdirector, Thomas. J. Watson decía “Pienso que en el mundo solo hay espacio para cinco computadoras” .

Esta forma de pensar, la incapacidad de innovar, la competencia y la competitividad desarrollada por otras empresas ocasionó que IBM dejara de ser líder en el mercado.

Lo anterior nos lleva a la reflexión de que:

El administrador debe enfocarse en el futuro, de modo que pueda preparar a su empresa para enfrentar los desafíos que surgen, sea mediante nuevas tecnologías, nuevas condiciones sociales, económicas, culturales, nuevos productos y servicios.

Así mismo, debe pensar globalmente (ver el mundo), y actuar localmente (en la empresa). Para que su empresa alcance la excelencia, el administrador debe tener espíritu emprendedor, aceptar desafíos, asumir responsabilidades y poseer un sentido de inconformismo sistemático. Solo así puede conducir a la empresa a una situación mejor.

Ahora bien ¿como preparar a la empresa para llevar a cabo esos cambios?, el administrador como promotor de los cambios en las organizaciones, tomando en cuenta tanto el ambiente externo como el ambiente interno de la empresa, deberá llevar a cabo los cambios en forma planeada, de esta manera se tendrá menos resistencia al cambio por parte del personal, además de facilitar la adaptación y aprovechar al máximo los cambios efectuados en la empresa.

Dafth y Marcic, en su libro Introducción a la Administración, expone un modelo organizacional para llevar a cabo el cambio en forma planeada, el cual consiste en:

– Existen fuerzas internas y externas  para el cambio.
– Los administradores de la organización vigilan estas fuerzas y toman conciencia de la necesidad del cambio.
– La necesidad percibida desencadena el cambio.
– Por último el cambio  se implementa el como se maneje cada una de estas actividades depende de los estilos de organización y de la administración.

Fuente: Administración I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Administración

Suscríbete:

who's online