El ambiente competitivo y su impacto

Es bien sabido que el ambiente competitivo se encuentra en todas las actividades del hombre, en la organización empresarial este punto juega un papel preponderante, ya que las empresas se consideran como agentes económicos y tienen toda la libertad de ofrecer bienes y servicios al mercado y a la vez también tienen la libertad de elegir a quien comprar a adquirir abastecimiento para sus procesos.

Es por ello que debemos de aceptar que la organización cuenta con una gran pluralidad en estas cuestiones, es decir puede escoger entre varios clientes y proveedores. Bajo este concepto se desarrollan algunos otras estrategias como la segmentación.

El ambiente competitivo esta compuesto por todos aquéllos factores con los que interactúa la empresa en sus acciones dentro del mercado nacional internacional en que se mueve su producto y/o servicio.

En este orden existen factores tales como la competencia directa, competencia indirecta, competencia potencial así como aspectos de distribución y logística para con los clientes y el mercado.

Estos factores arrojan indicadores (el número de competidores por ejemplo) que nos van guiando o direccionando nuestras acciones en el mercado.

Al identificar los competidores en un mercado potencial es importante saber que pueden ser directos o indirectos.

Un competidor directo es aquél que vende o comercia el mismo producto o servicio que el nuestro, basta hojear algunas fuentes como la sección amarilla, el periódico local u observar en algunas áreas para identificar empresas que se convierten en competidoras directas, por ejemplo en la venta de refrescos de cola, tenemos a dos aguerridos competidores directos: Coca Cola y Pepsi Cola.

En un pasaje de productos electrónicos, encontramos a un sinnúmero de locales vendiendo los mismos productos, algunos en las mismas condiciones y precios.

Por otro lado los competidores indirectos son aquéllos que venden productos o servicios al mercado en que se encuentra nuestra empresa, aunque no estén especializados en ello.

Si comercializa con productos naturales al servicio de la estética del cuerpo, encontramos que algunas farmacias, gimnasios o locales sin giro específico, también venden productos similares que pueden afectar al mercado nuestro de diferentes maneras.

Una vez identificado el tamaño, y el tipo de mercado a que se dirigen los competidores, es importante analizar y observar sus estrategias de competenciaa fin de desarrollar nuestro plan de mercadeo y poder descubrir o potenciar una ventaja competitiva.

Algunas de las preguntas que se pueden hacer en base a un ambiente competitivo pueden ser:

– ¿Qué tan extensa es su línea de productos?
– ¿Qué están promoviendo, anunciando o usando para destacar?
– ¿Qué tipo de servicios ofrecen y de qué calidad?
– ¿En qué condiciones tienen su establecimiento en cuanto a limpieza, decorado e imagen en general?

Fuente: Administración I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Administración

Suscríbete:

who's online