Empresa agropecuaria

El empresario agrícolas, o quien desee iniciar un negocio, debe partir de la comprensión de una serie de conceptos que son importantes.

Los valores económicos, bienes y servicios son aspectos que afectan al propietario, quien es, sin duda, un economista por cuanto posee, la habilidad para organizar un sistema de producción, dentro del complejo social y físico que lo rodea.

Es muy difícil definir el valor de una finca. Pero la exuberancia agreste de su paisaje, estar ubicada en un clima que favorezca la producción de alimentos que se pagan muy bien en los mercados locales, sus mejoras o construcciones y poseer vías de acceso la hacen más valiosa y la colocan en posición ventajosa frente a otros terrenos sin vías que comuniquen con los centro de comercio.

Los valores son respaldados por las cosas que rodean al hombre. Un tractor, un rastrillo, un sistema de riego, incluso la idea de mejorar la raza de ganado, son elementos que soportan un valor.

Por supuesto, la honradez, la amistad y las ideas de libertad son valores por los cuales se da a veces hasta la vida; sin embargo, para el caso del presente capítulo, interesa el valor económico; aquella leche que el granjero vende en la tienda del pueblo, convertida en queso y por la cual recibe un dinero. Los valores económicos son, entonces, aquellos que se cambian por otros, que se acostumbra cambiar.

Los objetos que soportan valores se llaman bienes; los económicos son una clase particular: la marca registrada de un jugo enlatado, un edificio, un corral de ganado. Conviene aclarar que no todos los bienes económicos son materiales. Algunos bienes inmateriales poseen considerable valor económico.

Piénsese, por ejemplo, que el propietario de un criadero de cerdos ha inventado una fórmula para engordar más rápida y eficazmente a sus animales. Esa patente de invención se compra y se vende, tiene valor económico y sin embargo, no es un objeto; inclusive puede que nunca sea utilizada, mas por ello no deja de tener valor económico.

Los actos y procesos que poseen valor económico reciben el nombre de servicios. El trabajo que realiza el peón de la finca: recolectar la fruta y luego seleccionarla, pesar el algodón, empacar el mismo y transportarlo hacia los depósitos de la federación de algodoneros, etc., todo ello en conjunto, es trabajo convertido en servicio.

Sin embargo, un servicio puede tener componentes diferentes del trabajo humano, ya que ciertos elementos como máquinas, herramientas, animales y servicios bancarios no son trabajo humano.

Los términos microeconomía y macroeconomía, por afectar de alguna manera al empresario agrícola, son importantes porque constituyen los puntos de vista o enfoques según los cuales la teoría económica, en general, realiza los análisis correspondientes.

La macroeconomía se refiere a la economía en conjunto: la de un país, una dudad o inclusive a la economía mundial. Estudia las características generales de esta ciencia para poder fijar sus leyes. Es importante porque da a conocer los lineamientos económicos de un país para poder influir en él.

Ubica y sitúa al empresario en la realidad socioeconómica en la cual se desenvuelve. Cuando se habla de producto nacional bruto (PNB), crisis económica, devaluación, inflación, ingreso nacional, etc., se está haciendo alusión a fenómenos macroeconómicos.

Estudia, por tanto, toda la economía; por ejemplo, lo que sucedería si los bancos decidieran aumentar las tasas de interés pagadas a las cuentas de ahorros, las consecuencias de una modificación, por parte del gobierno, de las estructuras o niveles de los impuestos o los efectos que para un productor de algodón tiene la apertura económica ola devaluación de la moneda.

La microeconomía estudia la unidad económica, la unidad productiva propiamente dicha y el comportamiento del consumidor individual. Algunos la denominan economía de la empresa y están de acuerdo en afirmar que es en ella donde se presenta una relación estrecha con la administración y la contaduría; proporciona, además, las herramientas de análisis necesarias para entender la función de una institución comercial.

La administración moderna prácticamente exige que el empresario comprenda y maneje conceptos funcionales, como contabilidad, producción, mercadotecnia, crédito, etc.

Algunos aspectos que estudia la microeconomía son: la conducta del consumidor (que conduce a la teoría de la demanda), la teoría de la producción y los costos, la teoría de los precios, la producción y el mercado, sus características y tipos.

Aquí se estudian. por ejemplo, los efectos que una baja de precio de un producto agrícola puede causar en el nivel de demanda de ese producto o la incidencia que tiene el aumento de precio de las semillas o los abonos en la producción y las ganancias de un empresa.

Fuente: Apuntes de Producción Agroindustrial de la Unideg

Publicado en Producción agroindustrial

Suscríbete:

who's online