Equilibrio económico

La teoría macroeconómica plantea que existe un equilibrio económico general cuando dentro de los procesos económicos subsisten tres sucesos:

1. La oferta global es igual a la demanda global.
2. Los ingresos provenientes de las ventas son iguales a los gastos de consumo.
3. Los costos de producción son iguales a los ingresos recibidos por los factores de producción.

John Maynard Keynes (1833-1946) llevó a cabo un análisis macroeconómico de la sociedad, mediante el cual explicó que el equilibrio económico general existe cuando el ingreso nacional es igual al consumo nacional más el ahorro nacional.

Y = C + A (2)

Dado que el ahorro es igual a la inversión (1). se tiene que

Y = C + I (3)

Se puede deducir la existencia del equilibrio económico por que el ingreso es igual a la producción, o sea, a la oferta representado por Y que, a la vez es igual a la demanda (consumo mas ahorro). Además, porque los ingresos (Y) son iguales a los gastos (C + 1).

La inversión, según el propio Keynes, se constituye en motor fundamental de la economía, algo que debe impulsarse e incrementarse. ya que genera el multiplicador de la inversión o multiplicador keynesiano.

Debe tenerse en cuenta que la oferta y la demanda son fuerzas opuestas entre sí. Cada uno de los actores del mercado actúa según sus propios intereses: los compradores adquieren los productos tan baratos como sea posible; por tanto, la interacción entre estas dos fuerzas es la encargada de dar estructura al mercado. O sea, el equilibrio del precio se presenta cuando tanto compradores como vendedores acuerdan un precio único para cantidades demandadas iguales a las ofrecidas».

Puede ocurrir que algunas circunstancias hagan que la oferta no coincida con la demanda y que ésta sea superior o inferior a aquélla, aunque tales desequilibrios no son permanentes. Si en determinado momento la oferta es más abundante (superior a la demanda), los vendedores rebajan los precios para, de esa manera inducir o invitar a que los consumidores compren más.

En caso contrario (oferta escasa con respecto a la demanda), los precios suben haciendo que a determinada parte de los consumidores no les sea posible comprar y, en este caso, los empresarios atraídos por la posibilidad de ganancias superiores se deciden por una mayor producción y un aumento en las inversiones.

Fuente: Apuntes de Producción Agroindustrial de la Unideg

Publicado en Producción agroindustrial

Suscríbete:

who's online