Equinos

Los caballos han aportado invaluable colaboración al desarrollo y progreso de la humanidad. En épocas pasadas brindaron al hombre la manera más rápida de recorrer distancias, transportar cargas pesadas y ayudar en las labores agrícolas, como siembra y recolección de alimentos.

Inclusive los primeros caminos y ferrocarriles fueron construidos con la ayuda de la fuerza de los caballos.

Se conocen restos prehistóricos de fósiles de un pequeño animal cuadrúpedo cuyas patas tenían cuatro dedos, al que se le llamó Eohippus. Éste es considerado el más remoto antepasado del caballo actual, que habitaba en zonas pantanosas y de lagunas y se alimentaba de hojas de pequeños arbustos.

Con el transcurso del tiempo evolucionó y aumentó un poco de tamaño; se le llamó Miohippus, el Parahippus y el Pliohippus, cuadrúpedos que empezaron alimentarse de forrajes , hierbas y pastizales,sufrieron el alargamiento de su tercer dedo de cada pata y la desaparición de los otros, quedando como un casco, una de las características del Equus o caballo verdadero.

En la época del descubrimiento de América, los caballos habían desaparecido por completo de este continente, no obstante haberse comprobado que 50 millones de años atrás poblaban estas tierras.

Al respecto se han formulado varias teorías, una de las cuales afirma que muchos equinos primitivos cruzaron desde Alaska hasta Siberia y, a partir de esa migración, evolucionaron en Asia y en Europa: caballos pesados y de gran tamaño para transporte, trabajo y tiro, y pequeños o ponis se desarrollaron en el Viejo Continente, mientras que otros de peso mediano, ágiles y livianos, se extendieron por Asia y el Medio Oriente.

De los animales domésticos, el caballo fue uno de los últimos en ser sometidos por el hombre, hace unos 5.000 años: los primeros humanos lo utilizaron como alimento después de su captura en jornadas de cacería.

Equinos

Luego fue usado en guerras y en certámenes deportivos, también para realizar trabajos pesados, hasta la época cuando se generalizó su utilidad para transportar personas con rapidez, adquiriendo así una importancia notable en actividades agropecuarias, mineras, forestales, deportivas y recreativas.

La finalidad a la que se destine el caballo es la consideración más importante que debe hacerse al momento de seleccionar un ejemplar: su uso está directamente relacionado con la raza, la disposición, la conformación y el manejo del animal. Por eso. es muy distinta la selección de un caballo de carreras a la de un caballo de tiro.

Como los caballos son utilizados para muchos fines, es importante tener en cuenta algunas consideraciones generales, tales como aspecto general, temperamento, doma, tipo racial, calidad, tamaño, pedigrí y registros de rendimiento, independientemente del uso que pretenda darse a cada ejemplar.

Entre los animales que hacen parte del género Equus se encuentran dos grupos interesantes desde el punto de vista económico y de trabajo, como son el asnal y el yegüerizo, es decir, los asnos o burros y los mulares. También pertenecen al mismo género las cebras y los cebroides.

Fuente: Apuntes de Producción Agroindustrial de la Unideg

Publicado en Producción agroindustrial

Suscríbete:

who's online