Especias

El vocablo especia proviene del latín species, especie; sustancia vegetal aromática que se utiliza como condimento para sazonar o dar sabor a las comidas.

Las plantas ricas en aceites esenciales, conocidas con el nombre de especias, crecían de manera espontánea y exuberante en las junglas de las islas del océano Índico.

Durante muchos años los gobiernos de Occidente disputaron por hacerse dueños de aquel territorio donde, en forma natural, crecían la mayoría de ellas. El mercado de estos productos estuvo dominado por Arabia, luego por Venecia y el siglo XVI por Portugal, cuyo imperio alcanzaron Ceilán, Malaca, y las ciudades de costa malabar.

Más tarde fue Inglaterra la nación que se apoderó del comercio y, entonces, el cultivo de especias fue desarrollado en otras partes del mundo.

Las especias son los vegetales que aportan un efecto correctivo o aditivo a las comidas, para enriquecer su degustación o su ingestión. Las especies usadas para condimentar los alimentos son tan antiguas como muchas otras plantas medicinales.

Especias

Preservan los productos alimenticios, enriquecen su sabor, corrigen los excesos que en el organismo producen ciertas sustancias, como las grasas, estimulan la acción de algunos órganos para que su trabajo resulte óptimo en la asimilación , y preparan al organismo para la eficiente digestión de los alimentos.

Algunos ejemplos de estos son: el ají, azafrán, ca nelo, clavero, estragón, jengibre, laurel, nuez moscada, orégano, pimentero, tomillo, vainilla.

Fuente: Apuntes de Producción Agroindustrial de la Unideg

Publicado en Producción agroindustrial

Suscríbete:

who's online