Estrategia de generación de expectativas positivas

Consiste en la generación, por parte del estudiante, de pensamientos y creencias que le aproximen al éxito en la tarea. Para ello puede recurrir a tres tipos de referentes distintos: las experiencias personales en las que sí tuvo éxito, las características de la propia tarea y sus propias características como estudiante, pudiendo estar referidas estas últimas tanto a capacidades cognitivas como a la capacidad de esfuerzo.

Además, estos tres referentes podrían combinarse entre sí. Todo lo cual genera un sentimiento optimista al enfrentarse con la tarea que le coloca en una mejor situación para invertir y gestionar sus esfuerzos.

Ejemplos de esta estrategia serían pensamientos generados por el estudiante como los siguientes:

  • “Creo que esto puedo hacerlo bien”
  • “En otras ocasiones como esta, en las que también me enfrenté a tareas/asignaturas que consideraba difíciles, al final la dificultad no resultó ser tanto como creía”
  • “En otras ocasiones como esta, en las que también me enfrenté a tareas/asignaturas que consideraba difíciles, al final las resolví gracias a mi esfuerzo”
  • “En otras ocasiones como esta, en las que también me enfrenté a tareas/asignaturas que consideraba difíciles, al final las resolví gracias a mis capacidades”

Fuente: Entrenamiento en competencias para el estudio autorregulado a distancia de la UNED, licencia Creative Commons License 2.5.

Publicado en Competencias para el estudio a distancia

Suscríbete:

who's online