Frank Gilbreth

Frank Bunker Gilbreth (1868-1924). Frank Gilbreth, al igual que Gannt, fue discípulo de Taylor, y continuó con los estudios del mismo. Estudió la preparatoria, y aunque fue aceptado en el Instituto Tecnológico de Massachussets, y su posición económica y la de su familia era buena, se decidió a trabajar como aprendiz de albañil.

Cuando realizó esta actividad se le ocurrió crear un método para realizarla con el menor número de movimientos y tiempo posibles, pues durante su actividad (pegar ladrillos), notó que ésta era realizada de forma incorrecta o con deficiencias, por lo que se dedicó a desarrollar el sistema de entablillado. Como ésta, realizó otras creaciones al observar los movimientos de los albañiles. Posteriormente, como consultor de ingeniería en administración, las aplicó.

Sus estudios y experimentos, dieron como resultado 17 elementos básicos que se podrían aplicar en cualquier actividad para reducir movimientos llamados (por él mismo) elementos Therbligs, que no es más que su apellido invertido. A cada elemento le asignó un símbolo y un color:

Desarrolló un esquema de proceso, que hoy conocemos como diagramas de flujo, que permiten plasmar actividades completas y no sólo una actividad en especial, para la toma de decisiones, al eliminar, reducir o combinar operaciones, mismas que se identifican como operación, transporte, inspección, demoras y almacenaje, conceptos que verás más adelante en el tema de procedimientos y manuales de procedimientos.

Por supuesto, estos estudios no los realizó solo, su esposa Lillian M. Gilbreth lo apoyo en todo momento. Ambos aportaron sus conocimientos y lograron combinar los conocimientos psicológicos de ella, con los de Frank en ingeniería. Así, sus trabajos incluyen la comprensión del factor humano (tanto el conocimiento de los materiales, herramientas, máquinas, etcétera). Estos trabajos consistían en estudiar a la fatiga y el movimiento, concentrándose en cómo mejorar el bienestar del trabajador individual.

Esta pareja, pensaba que el objetivo de la administración científica era ayudar a los trabajadores a desarrollar todo su potencial humano. Así, el movimiento y la fatiga estaban entrelazados, por lo que, con cada movimiento que eliminaban se reducía la fatiga.

Con ayuda de cámaras de cine trataron de encontrar el menor número de movimientos para la realización de cada tarea que emprendiera el trabajador. Ellos consideraron que con el estudio de movimientos se mejoraría el ánimo del trabajador, así, como una buena impresión respecto a la gerencia que se ocupaba por el bienestar de éste.

Con todo lo anterior, Lillian y Frank Gilbreth desarrollaron la ergonomía, la cual también se conoce como ingeniería humana, que consiste en el estudio de métodos eficaces que combinan lo mejor posible los aspectos humanos (físicos y psicológicos) con las máquinas, los materiales y demás medios de producción.

Fuente: Administración I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Administración

Suscríbete:

who's online