Frederick W. Taylor

Las propuestas clásicas de la administración, se ubicaban en la primera mitad del siglo XX, es decir, a partir del enfoque científico de Taylor y la escuela clásica de Fayol.

El concepto clásico se debe a que estos enfoques nunca van a pasar de moda, es decir, siguen vigentes en la práctica administrativa actual, de hecho son los elementos básicos para comprender las propuestas actuales del pensamiento administrativo.

El enfoque de Frederick  W. Taylor, tiene su origen en la etapa de la revolución industrial. Como ya comentamos, las pequeñas empresas fueron creciendo y la administración se hizo más complicada, entonces fue necesario poco a poco ir desarrollando una disciplina que estudiara la  práctica  administrativa.  Se  dice  que estos estudios originalmente los llevo a la práctica Henry Robinson Towne, pero fue con  Taylor  cuando  realmente  se  logró conformar estudios formales y científicos de  conocimientos  con  respecto  a  la práctica administrativa. Taylor es una de las personalidades más importantes en el mundo de la administración; frecuentemente se llama el padre de la administración científica.

Nació en German Town estado de Pennsylvania y permanecía a la clase media. Desde muy joven, Taylor, empezó a trabajar como aprendiz de modelador y maquinista, En 1870 ingresó a un taller mecánico; rápidamente convirtió su departamento en uno de los más productivos y, por lo mismo, consiguió el puesto de jefe en el taller.

En aquella época se utilizaba el sistema de pago por pieza o por tarea. Esto llevó a Taylor a estudiar el problema de la producción en sus mínimos detalles, pues, gracias a su progreso en la compañía, no quería decepcionar a sus patrones ni a sus compañeros de trabajo (estos no deseaban que el entonces jefe de taller fuera duro con ellos en el planteamiento del trabajo por pieza). Dedicó la mayor parte de sus esfuerzos a encontrar la mejor manera de ejecutar el trabajo a través de los estudios de los tiempos y movimientos,y de la forma más adecuada de remunerar a los trabajadores, con el fin de incrementar la productividad. Lo anterior, permitió ingresar a la Midvale Steel Company de Filadelfia en 1878, donde inició una carrera hasta ocupar el cargo de ingeniero en jefe (realizó estudios universitarios en el área de ingeniería). Durante su desarrollo profesional, inventó herramientas de alta velocidad para cortar el acero. Asimismo, dedicó gran parte de su trabajo a investigar cómo mejorar los resultados de las actividades diarias de los operarios para aumentar la producción (esto dio origen a los principios que propuso, y que fundamentan el enfoque científico).

Introdujo el sistema de incentivos de trabajo diferencial para motivar al personal, el cual consistía en crear dos tipos de tarifas. Por ejemplo, si un trabajador obtenía una producción estándar, se le pagaba una primera tarifa, independientemente de su salario mínimo; si este mismo trabajador rebasaba el estándar, se le remuneraba con la segunda tarifa. También, postuló que para aplicar la administración científica era necesaria una revolución mental, tanto en la mente del trabajador como en la de la gerencia misma, que comprende los siguientes aspectos:

– En lugar de que ambas partes estén en pugna por la división de superávit (ganancias de la empresa), deben unirse para aumentar éste.

– Debe utilizarse el método científico, a través de la experimentación, para efectuar cada tarea.

Su contribución principal fue demostrar que la administración científica no era un grupo de técnicas de eficiencia o incentivos, sino una filosofía en virtud de la cual la gerencia reconoce que su objetivo es buscar científicamente los mejores métodos de trabajo a través del entrenamiento y de los tiempos y movimientos.

A los 45 años se jubiló y a partir de ahí, se dedicó a la consultoría y a impartir conferencias donde difundió sus teorías sobre la administración científica. Entre sus publicaciones se encuentran:

– 1903: Realiza planteamientos sobre el sistema de pago por pieza, “Shop Management”. Se preocupa por las técnicas de racionalización del trabajo del obrero, a través del estudio de tiempos y movimientos (Motion-Time-Study).

– 1911: “Principios de administración científica“. La 1895: “A note on belting“, “A piece Rate system.

–  1911: “Principios de administración científica”. La racionalización del trabajo productivo debe estar acompañada por una estructura general de la empresa que haga coherente la aplicación de sus principios.

Sus obras principales son: Principios de administración científica y Fundamentos de administración científica.

Fuente: Administración I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Administración

Suscríbete:

who's online