Gusano de seda

La sericultora es una alternativa valiosa para el pequeño agricultor que vive en su finca y tiene mano de obra disponible para mejorar sus ingresos. Consisten en el cultivo de la morera, la cría del gusano de seda, la producción de capullos y la elaboración de seda cruda.

Las hojas de morera, además de ser el mejor alimento para los gusanos de seda, son un forraje de excelente calidad, gran fuente de energía y proteína, especial para la producción de ganado de leche y carne.

Esta actividad agroindustrial se originó en china, posteriormente fue conocida en el resto de Asia y llevada a Europa en la época del emperador Justiniano y luego a América.

Ciclo biológico

Huevo

La célula es ovalada, con un polo puntiagudo o anterior y otro más obtuso o posterior y presenta dos caras aplanadas que corresponden a los lados derecho e izquierdo del animal.

En la fecundación masculina, el núcleo del espermatozoide se funde con la vesícula germinativa, dando lugar al primer núcleo de segmentación. Con temperatura entre 25 y 28ºC, el ciclo sigue así:

1. Dos horas después de la puesta, el primer núcleo se divide en dos núcleos hijos, denominados células de segmentación o elastómeros. Cada uno de ellos continúa produciendo dos nuevas divisiones y así sucesivamente.
2. Doce horas más tarde, la periferia del huevo pre senta una superficie uniforme de blastómeros denominada blastodermo.
3. Luego de 20 horas se desprende una banda germinativa que contiene células cilíndricas, que representan el primer esbozo del embrión.
4. Después de 36 horas la banda inmersa en la yema se convierte en estría germinativa, que es envuelta por una sutilísima capa celular, el amnios, en su superficie convexa o ventral.

Gusano de seda

Por tanto, a las 36 horas de edad el embrión ya está protegido, en el lado ventral, por capas de defensa: envoltura córnea, membrana vitelina, serosa, amnios, cavidad amniótica. A través de estas capas se producen cambios de oxígeno en anhídrido carbónico, necesarios para el ciclo vital del embrión.

En este estadio, denominado diapausa, la estría germinal se detiene en su desarrollo.

Desarrollo embrionario

La temperatura natural imposibilita la crianza industrial; por consiguiente, a partir del estado embrionario es fundamental controlarla y regularla, razón por la cual la técnica industrial ha introducido en sericultura la incubación de los huevos.

Desde el segundo día de incubación, sólo con una temperatura superior a 15°C, se inicia de nuevo la actividad. Protuberancias en el ectodermo del lado ventral originan apéndices cefálicos y torácicos del futuro organismo.

Al mismo tiempo, en los dos extremos de la estría germinal se evidencia el futuro canal digestivo, en el interior del cual queda encerrado un cilindro de vitelita que funcionará como primera reserva alimenticia.

Fuente: Apuntes de Producción Agroindustrial de la Unideg

Publicado en Producción agroindustrial

Suscríbete:

who's online