Influencia de las subculturas

En toda sociedad tan heterogénea como la norteamericana, existen necesariamente subculturas.

Las subculturas son grupos dentro de una cultura que muestran patrones parecidos en su conducta y son pertenecientes a una misma cultura.

Una subcultura adquiere importancia en el marketing si constituye una parte importante de la población y presenta hábitos peculiares de compra.

En Estados Unidos, durante los años 90 se presta cada día mayor atención a los factores conductuales provenientes de las subculturas raciales o étnicas: negros, hispánicos, asiáticos, aborígenes norteamericanos y otras. Los primeros inmigrantes llegaron a Estados Unidos procedentes principalmente de Europa.

En los años 90 provendrán sobre todo de Asia y América Latina. Las ciudades de la costa occidental tienen desde hace más de un siglo numerosas poblaciones de origen chino y japonés.

Sin embargo, la nueva oleada de inmigrantes asiáticos incluye personas procedentes de Corea, Nlietnam y Tailandia. Estas nuevas subculturas traen consigo diferentes actitudes, creencias, costumbres e idiomas que han de tener en cuenta las compañías que deseen venderles sus productos.

En realidad, la subcultura no justifica por sí misma la segmentación del mercado. Es preciso que los profesionales del marketing conozcan cómo las características subculturales repercuten en el comportamiento de compra, pero también deberían tener presente que la raza y el origen étnico interactúan con otros atributos, como estilo de vida, personalidad y clase social, durante el proceso de decisión de compra.

Debemos considerar a los negros, hispánicos y asiáticos como grandes mercados integrados por muchos segmentos más pequeños, basándonos para ello en factores demográficos, económicos, psicológicos y sociales.

Fuente: Apunte de la materia Psicología del Consumidor de la Unideg

Publicado en Psicología del consumidor

Suscríbete:

who's online