La cultura del mexicano: sus orígenes

Para empezar recordaremos que se ha dicho que el mexicano tiene un complejo de inferioridad.

Al respecto, los estudios muestran que lo que a primera vista parecía un complejo de inferioridad, es solo una actitud propia del mexicano que consiste en no saber valorar la importancia del individuo.

Ya que lo importante en México no es cada persona, sino la familia que éste forme, se ha demostrado, por ejemplo, que mientras los norteamericanos sostienen que pelearían por los derechos del individuo, los mexicanos dicen que pelearían por los derechos de la familia.

Así, pues lo que sucede es que Juan o Pedro, como personas aisladas, son poco importantes, pero Juan y Pedro, como miembros de la familia Rodríguez o de la familia González, son importantes.

Esto es interesante porque, considerando que el mexicano tuviera un complejo de inferioridad, se pensaría también que los mexicanos serian muy inseguros.

Sin embargo, los estudios han mostrado que los niños y adolescentes mexicanos emocionalmente hablando, se sienten tan seguros de si mismos, o más, que los de otras nacionalidades.

Los mexicanos se sienten seguros como miembros de una familia, pues en la familia todos tienden a ayudarse entre si.

Este es un aspecto positivo que no debe perder la familia mexicana, cada uno de sus miembros está, casi siempre bien dispuesto a ayudar a otros de la familia, lo que es importante en la familia mexicana y no el hecho de que sea grande o pequeña.

¿De dónde surge el hecho de que en México, y en otras sociedades parecidas, la familia tenga más importancia que el individuo?

Todos los estudios realizados indican que esta característica de los mexicanos, como muchas otras, proviene de la filosofía de vida, propia de su cultura, es decir de las formas de pensar acerca de nosotros y de los demás, acerca de cómo vivir mejor la vida, etc. que va pasando de generación a generación.

Todos estos descubrimientos, y muchos otros, nos hicieron pensar más y más que la psicología del mexicano estaba originada, fundamentalmente, en su cultura, es decir, por todas esas afirmaciones, dichos, proverbios que seguimos como reglas para convivir, sobre todo dentro de la familia.

A partir de esto empezamos a hacer estudios cada vez mas serios sobre lo que llamamos los efectos de la cultura sobre la personalidad del mexicano.

Es decir, hasta qué punto estar de acuerdo y vivir de acuerdo con muchos de los dichos y maneras de pensar de los mexicanos tiene que ver con la manera en que somos y nos conducimos.

Fuente: Apuntes de la materia Psicología del trabajo de la facultad de contaduría y administración, UNAM

Publicado en Psicología del trabajo

Suscríbete:

who's online