Los parásitos

Aunque la ciencia que estudia los parásitos es la parasitología, los incluimos aquí por su funcionalidad en la materia.

Durante el manejo de la leche después de la ordeña hasta la venta productos tales como los quesos, las contaminaciones por parásitos son muy comunes.

Los parásitos más comunes son:

– Amibiasis. Alteraciones intestinales, afecciones hepáticas. CRÓNICO. El origen es Fecal.

– Toxoplasmosis. Ceguera, nerviosas, deformes. CRÓNICO en adultos, AGUDO en bebés. El origen es con animales domésticos y roedores.

– Ascaridiasis. Afecciones intestinales. CRÓNICO. El origen es Fecal.

– Cisticercosis. Dolores musculares, dolores de cabeza, ceguera, locura. CRÓNICO. El origen es Fecal.

Los parásitos de origen fecal, tienen el mismo mecanismo contaminante que las bacterias fecales, provienen del estiércol y por el aire y el agua, contaminan todas las superficies.

El mecanismo más común para contaminar los productos lácticos, es por las manos.

Existen muchos perros y gatos enfermos de toxoplasmosis, pero en ellos la enfermedad no es tan grave como con el hombre.

La amibiasis y la ascaridiasis, si se tratan a tiempo, se restablece completamente la salud, pero con la toxoplasmosis y la cisticercosis, la salud nunca se recupera.

Fuente: Apunte Taller de Industrialización de productos lácteos de la Unideg.

Publicado en Industria alimentaria

Suscríbete:

who's online