Mapas conceptuales

El mapa conceptual es una técnica basada en el desarrollo gráfico de un tema a partir de los conceptos principales, unidos a partir de flechas y proposiciones lingüísticas, permitiendo así una organización significativa e integrada de conceptos, basado en una estructuración gráfica que puede leerse siguiendo las direcciones de las flechas.

Para elaborar el Mapa conceptual primero has de tener leído, subrayado y comprendido el tema o texto. Te ayudará así mismo haber realizado un resumen previo del mismo.

  • Elabora una lista con todos los conceptos o palabras claves del texto
  • Coloca la idea principal del tema en la parte superior de una página o en el centro de la misma.
  • Escribe luego las ideas relacionadas uniéndolas por líneas que muestren esta relación sirviéndote para ello de palabras sueltas o de frases brevísimas.
  • Coloca los conceptos más generales e inclusivos en la parte central o en la parte superior del mapa y los conceptos incluidos en ellos, colócalos progresivamente en relación a los anteriores.
  • Una vez que todos los conceptos tienen su ubicación en el mapa, y están relacionados con otros conceptos a través de palabras asociativas y de flechas, debes releer la estructura del mapa para ver si es posible obtener líneas cruzadas, es decir, ver si es posible relacionar conceptos que en principio no parecían relacionados entre sí, pero que con un adecuado análisis y una adecuada palabra de asociación, permitirá que se muestre su relación.

Ejemplo de mapa conceptual

Ejemplo de mapa conceptual

Recuerda:

  • Es necesario utilizar frases cortas, concisas, pero con sentido. Una idea por línea si es posible.
  • Selecciona las palabras, y diferéncielas por orden de importancia o inclusividad
  • Emplea los signos de realce, subrayado, colores… que creas necesarios para reforzar la expresión.
  • La estructura del esquema se hace de forma escalonada, y pretende presentar con claridad el contenido de un tema visualizando y jerarquizando sus ideas. Es importante cuidar los siguientes aspectos:
    • Elementos: Titulo del tema, nodo principal, conceptos fundamentales
    • Tipo de letra según la importancia de las ideas.
    • Distribución de las ideas: manteniendo siempre el sentido de dirección dado por las flechas (de arriba abajo, de izquierda a derecha…)
  • Es importante que la disposición y expresión del texto, así como el uso de los diferentes estilos y formatos, favorezca la visualización del contenido.

Fuente: Entrenamiento en competencias para el estudio autorregulado a distancia de la UNED, licencia Creative Commons License 2.5.

Publicado en Competencias para el estudio a distancia

Suscríbete:

who's online