Nuevas políticas agrarias en la época colonial

Por lo expuesto anteriormente y para hacer frente al déficit alimenticio del país el gobierno de José López Portillo ha dictado medidas tendientes a que se evite seguir dependiendo de otras naciones para el sustento y se vuelva a ser autosuficiente en granos básicos.

Para ello se basó en un análisis integral de todos los sectores producti vos y que se aglutina en el llamado Plan Global de Desarrollo (P.G.D.).

En él se hace un profundo examen del sector primario desde la desnutrición de casi 35 millones de mexicanos, de los cuales 9 son menores de edad.

Producción de alimentos, demanda y oferta de los mismos, etc. A este estudio se le ha denominado Sistema Alimentario Mexicano (S.A.M.).

La estrategia del S.A.M. está concebida en tres pun tos básicos:

a) Autosuficiencia alimenticia
b) Riesgo compartido (Estado-campesino)
c) Alianza Estado-campesino

En el primer punto se busca a corto plazo (1982) la autosuficiencia alimentaria en maíz y fríjol y en un plazo mayor (1985) en trigo, arroz, ajonjolí, cártamo y sorgo. 0 sea, que se tratará de cambiar la agricultura por medio de una tecnología en una agricultura más productiva a la actual.

En el siguiente inciso el Estado asume junto con los campesinos los riesgos compartidos que encierra la agricultura de temporal, ya que llega a haber siniestros fuera del control de los productores y las cosechas se pierden, el Estado repone el costo de siembra de los diversos cultivos de temporal.

En el último punto se busca esta alianza con el objeto de promover una mayor participación de las organizaciones agrarias en el proceso productivo, a fin de mejorar la nutrición de todos los mexicanos.

Para llevar a cabo estas metas el S. A. M. se ha valido de la Ley de Fomento Agropecuario y Forestal que es un órgano de ejecución.
Este instrumento jurídico del S. A. M. tiene como aspectos importantes:

Fomento de la producción agropecuaria y forestal para satisfacer las necesidades nacionales y elevar las condiciones de vida del campo.

Asociación libre de productores, ya sea ejidatarios, pequeños propietarios o colonos, en las unidades de producción agropecuaria.

Ampliación de la frontera agrícola. ya que las tierras que tengan características de cultivo se habrán de integrar a la explotación agrícola. incluyendo las tierras dedicadas a la explotación ganadera.

– La aplicación de la ley es en apoyo estrictamente en áreas de temporal.

Integra racionalmente a todas las dependencias del gobierno federal para el logro del Plan Nacional de Producción Agropecuaria.

Para lograr las metas que se ha fijado el S. A. M. el gobierno ha ofrecido una serie de estímulos a los productores, como la reducción de un 75% en los precios de semillas mejoradas o criollas certificadas; disminución del 30% en créditos de avío; reducción del 3 al 7% en la prima correspondiente al producto amparado por la ANAGSA; bajos precios en la adquisición de maquinaria, implementos agrícolas y en fertilizantes; así como mejores precios de garantía a los principales cultivos.

Para cubrir la demanda interna, durante 1980 las importaciones de productos agrícolas ascendieron a 10 millones de ton.

Para llegar a la autosuficiencia se debe producir:

– 15 millones de toneladas de maíz
– 5 millones de trigo
– 10 millones de sorgo
– 2 millones de fríjol
– 5 millones de oleaginosas
– 1 millón de arroz.

En 1980 se cosecharon sólo 23 millones 489 mil ton. de alimentos básicos. La CONASUPO cuenta en bodegas (Sep. 1981) con:

– 5.24 millones de ton de maíz.
– 3.2 millones de ton de trigo
– 3.9 millones de ton de sorgo
– 750 mil ton de fríjol
– 200 mil ton de arroz
– 570 mil ton de oleaginosas.

Casi 14 millones de toneladas de alimentos básicos que se tenían se espera llegar a lograr las metas fijadas por el S. A. M.

Fuente: Apuntes de Producción Agroindustrial de la Unideg

Publicado en Producción agroindustrial

Suscríbete:

who's online