Premisas fundamentales de la Teoría General de Sistemas (TGS)

La  TGS se fundamenta en tres premisas fundamentales:

1. Los sistemas existen dentro de sistemas. Esto significa que siempre estamos inmersos en un sistema más grande (llamados suprasistemas) y que dependemos del mismo para nuestro desarrollo. A la vez existen sistemas más pequeños (subsistemas) que el nuestro y del mismo modo en que dependemos del suprasistema, dependemos en gran parte del subsistema.

La sociedad en que vivimos es un sistema específico, a la vez este sistema se encuentra en un suprasistema llamado Distrito Federal, y  éste ultimo esta inmerso en un sistema mayor llamado Estados Unidos Mexicanos. En este caso los subsistemas principales serían el conjunto de grupos que conforman nuestra sociedad.

2. Los sistemas son abiertos. Un sistema tiende a retroalimentarse con el medio ambiente para sobrevivir en tiempo y espacio, cuando deja de recibir energía del exterior se considera un sistema en decadencia y con tendencia hacia la muerte.

3. Las funciones de un sistema dependen de su estructura. los objetivos y mecanismos de funcionamiento están predeterminados y responden para lo cual fueron construidos. Una institución educativa cuenta con una estructura académica, administrativa, de relaciones externas, fotocopiado, biblioteca, área deportiva y consultorio de primeros auxilios entre otras actividades; todo ello para el bienestar y desarrollo del estudiante.

Cada uno de los departamentos y áreas antes mencionadas son necesarias para las funciones de una institución escolar y dependiendo del grado escolar en que se encuentre el alumno será el estilo y alcances de cada uno de estos elementos de la estructura.

La teoría de sistemas ha trascendido la vida cotidiana, debido a que es un estilo de comprender la actividad humana como un todo; las teorías tradicionales en lo que se refiere al pensamiento administrativo consideraban a la empresa u organización como sistema cerrado; sus problemas los consideraban privados y tal parecía que nacían en el seno organizacional.

Actualmente, existe un error grande, cuando se habla de cultura gerencial el cual no se refiriere a un conjunto de valores, ideas, creencias y actitudes de un individuo (en especial de la organización), ni de un departamento específico, sino, por el contrario, se refiriere  a todo ese acervo que hemos acumulado a través del tiempo en la sociedad y que lo practicamos a diario en la organización; lo pulimos de una manera tan individual que el público nos conoce de una forma especial, así tenemos que hay empresas que son señaladas por el consumidor como buenas o malas, y tal parece que esta imagen se hereda por generaciones.

Empresas como COCA-COLA, o HP han trascendido con el tiempo y han creado una imagen más que positiva. La gente que quiera ingresar a estas empresas tendrá que aportar un alto grado de creatividad, y algo muy importante tendrán que comprender y aprender su cultura de éxito, todo ello basado en el cliente. El éxito de las empresas y organizaciones de una sociedad se mide en base a su posicionamiento en la sociedad, y esto excluye todo pensamiento de sistema cerrado.

La sociedad es una sociedad organizacional, esto genera una cierta dificultad para saber donde comienza y donde termina un determinado sistema, los límites o fronteras entre un sistema y su ambiente generan ciertas arbitrariedades. En este sentido hay dos características básicas de un sistema:

1. Propósito u objetivo. Todo sistema se crea bajo uno o más propósitos u objetivos, y su estructura responde a estos objetivos.

2. Globalismo o totalidad Todo cambio trasciende en todos y cada uno de los elementos que lo compone y se presenta como un ajuste de todo el sistema.

Los sistemas independientemente que están conformados por los elementos, partes u objetos que lo representan, también están caracterizados por las relaciones y por ciertos parámetros. Estos últimos se consideran como constantes arbitrarias que determinan el valor dimensional de un sistema en específico.

Los parámetros de los sistemas son:

– Entrada o insumo.

– Procesamiento o transformación.

– Salida, resultado o producto.

– Retroalimentación.

– Ambiente.

De acuerdo a ciertos criterios, los sistemas pueden clasificarse en:

– Por su constitución. Los sistemas pueden ser físicos o abstractos.

– Por su naturaleza. Los sistemas pueden ser cerrados  o abiertos

– Por su respuesta. Los sistemas pueden ser pasivos, activos y reactivos

– Por su movilidad interna. Los sistemas pueden ser estáticos, dinámicos y homeostáticos

– Por la predeterminación de su funcionamiento: probabilísticos y determinísticos

– Por su grado de dependencia: dependientes, independientes e interdependientes.

Fuente: Administración I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Administración

Suscríbete:

who's online