Producción e insumos

Dentro del proceso de producción es necesario analizar la determinación del nivel adecuado de un insumo específico para obtener la producción más rentable; la combinación óptima de dos insumos específicos dado un nivel de producción.

Los insumos se clasifican en:

Fijos: son aquéllos cuya cantidad no puede variarse en el corto plazo, porque el costo sería demasiado alto. Por ejemplo, las construcciones, las grandes máquinas, la superficie dedicada a la explotación agropecuaria y el recurso humano calificado son insumos difíciles de variar de manera rápida.

Variables. Son susceptibles de cambios inmediatos en el momento en que se desee variar el nivel de producción; el recurso humano no calificado, las materias primas y algunos bienes intermedios son algunos ejemplos de insumos variables.

El nivel de producción es función de la combinaciónde diferentes cantidades de varios insumos. Por tanto, la función de producción es una relación matemática que indica la cantidad máxima de producto que es posible obtener con una c ombinación determinada de insumos, o también, una relación tecnológica entre los insumosrequeridos y la cantidad de producto obtenido.

Producción con un insumo variable. La situación más simple en el proceso de producción se da cuando un insumo varía mientras el otro permanece constante, ya sea para modificar la producción en el corto plazo o para obtener el mismo volumen pero con combinaciones diferentes de insumos; éste puede ser el caso de la producción agrícola cuando se utilizan dos insumos, tierra (fijo) y trabajo (variable). A esta relación se le denomina de proporciones variables.

En el estudio de las diferentes combinaciones de insumos se utilizan dos indicadores para analizar su comportamiento.

1. Producto medio (PM). Es el producto total dividido por la cantidad del insumo que se emplea para obtener determinado volumen de producción.

2. Producto marginal (PMg). Es el incremento en el producto total como resultado del aumento de una unidad en el insumo variable, mientras el fijo permanece constante.

A diferencia del concepto de marginalidad en la demanda del consumidor, el PMg se refiere a la comparación de resultados en experimentos simultáneos. Estos indicadores permiten analizar tres características de un proceso típico:

A. El producto promedio y el PMg aumentan al principio, alcanzan un máximo y luego disminuyen: es necesario señalar que el PMg puede volverse negativo. Por ejemplo, el del trabajo agrícola en los países subdesarrollados se considera negativo, pues se utiliza de manera intensiva cuando la tierra es el insumo fijo, es decir, no varia, produciendo así rendimientos decrecientes en el producto final.

B. El PMg es mayor que el PM cuando éste está aumen tando; son iguales cuando el PM alcanza su máximo: éste es el punto de intersección entre las dos curvas. la de PM y PMg; es menor cuando el producto medio disminuye.

C. A medida que disminuye la proporción tierra/trabajo, la relación producto/trabajo aumenta al principio y luego disminuye.

De las características anteriores se deriva la ley de los rendimientos decrecientes, de perfecta aplicación en la agricultura: a medida que aumenta la cantidad del insumo variable, mientras los otros insumos permanecen constantes, se llega a un punto donde el PMg disminuye. Con la función de producción se pueden establecer tres etapas:

1. La que va desde el producto total igual a cero hasta el punto donde el PM alcanza su máximo.
2. La que va desde este punto hasta aquél en el cual el PMg es igual a cero.
3. La que sigue a partir de este punto.

Cuando el PMg es igual a cero, el producto total alcanza su máximo valor, lo que significa que aquel punto sería el limite entre los rendimientos crecientes y los decrecientes.

La delimitación de estas tres etapas permite establecer que la operación se da en la segunda. En el caso de la agricultura, el minifundio y el latifundio pueden pertenecer a la primera etapa, por bajos niveles de tierra en el primer caso y bajo nivel de trabajo en el segundo, o pueden ubicarse en la tercera etapa, por exceso de trabajo en el minifundio y exceso del factor tierra en el latifundio.

Producción con dos insumos variables. El caso anterior de un insumo variable no es precisamente lo que ocurre en el proceso real de producción. Por lo general, al menos dos insumos varían. Para este análisis se requiere precisar tres conceptos:

1. Es posible obtener el mismo nivel de producto con diferentes combinaciones de factores.
2. Hay diferentes combinaciones de factores que puedan comprarse con igual monto de capital.
3. La tasa de sustitución entre insumos refleja el cambio en un insumo dado para sustituir el cambio en otro, de manera que pueda obtenerse el mismo nivel de producto.

Existen diferentes combinaciones de insumos: la tasa de sustitución constante, que son distintas combinaciones en las cuales un insumo sustituye a otro, pero siempre en la misma proporción, por ejemplo, sorgo y maíz en la producción de alimentos para animales; y la tasa de sustitución variable, que es igual a la anterior, pero en la cual varía la proporción, por ejemplo, pasto y alimento concentrado en la producción de ganado lechero.

Para este último caso, la tasa marginal de sustitución, que supone un nivel dado de tecnología, busca obtener el mayor nivel de producto escogiendo sólo una combinación de insumos que sea la de menor costo respecto de las otras combinaciones.

La situación de equilibrio de esta combinación, que indica el mínimo costo variable, se da cuando la variación del insumo A es igual a la variación del insumo B por su precio. Por ejemplo, sustitución de mano de obra por agroquímicos en labores de control de malezas, de sorgo o maíz, en la producción de concentrados, como resultado de variaciones en los precios, etc.

Producción de dos o más cultivos. Por lo general, en una finca no se produce exclusivamente un solo producto agrícola. El productor debe enfrentarse a seleccionar la mejor combinación de cultivos dado un monto de recursos determinado.

Por el carácter competitivo de los productos agrícolas, éstos pueden clasificarse en:

Co-productos. Los que se producen conjuntamente y, por tanto, no se pueden sustituir en el corto plazo; por ejemplo, algodón y semilla de algodón, lana y carne.

Competitivos. Aquellos que para su producción utilizan los mismos insumos, razón por la cual el aumento en la producción de uno de ellos provoca la disminución del otro. Por ejemplo, cebada y hortalizas, etc.

Complementarios. Los que se utilizan para rotación o asociación. Por ejemplo, asociación maíz-fríjol, rotación con leguminosas, plátano y cacao, etc.

Suplementarios. Los que utilizan los mismos insumos haciendo posible aumentar la producción de uno, permaneciendo constante la producción del otro. Por ejemplo, caña de azúcar y girasol

Para seleccionar la mejor combinación y obtener el máximo ingreso se establecen precios y cantidad del producto; así se determina la variación del ingreso del producto que sustituye en determinada proporción a otro.

Fuente: Apuntes de Producción Agroindustrial de la Unideg

Publicado en Producción agroindustrial

Suscríbete:

who's online