Técnicas para desarrollar la capacidad de crítica y valoración

En todo proceso de aprendizaje y con mayor peso si nos adentramos en el nivel universitario, el aprendizaje y la adquisición de conocimientos debe ir de la mano de la capacidad crítica. El desarrollo de la capacidad crítica exige por parte del alumno ir más allá de lo dado y aportar dosis de su personalidad y creación personal. Consiste, por tanto en tomar un realidad (hacerla subjetiva) y analizarla desde diferentes puntos de vista (hacerla objetiva).

Como ya hemos visto, aprender implica crear conocimiento. Ese conocimiento no es una mera copia de lo expresado por ejemplo, por un autor en un texto o por el profesor en unos apuntes, implica ir más allá del texto, más allá del camino marcado o de la información dada. Esta actividad requiere utilizar:

  • Diversidad de conocimientos (conocimientos anteriores del mundo en general, conocimientos específicos de temas concretos, creencias, valores…). Antes de realizar cualquier crítica o valoración es necesario partir de un conocimiento de esa realidad lo más amplio posible. Nuestra capacidad de crítica se puede ver mermada si no disponemos del mayor número de datos o de información de manera simultánea y con enfoques variados.
  • Flexibilidad de pensamiento, es decir, no aferrarse a una postura o enfoque, sino saber adaptar nuestra opinión a cada situación particular.
  • Reorganización continua de las ideas, es decir, aceptar que nuestra opinión puede madurar al incorporar nuevos datos a nuestro conocimiento.

Fuente: Entrenamiento en competencias para el estudio autorregulado a distancia de la UNED, licencia Creative Commons License 2.5.

Publicado en Competencias para el estudio a distancia

Suscríbete:

who's online