Teoría Y

La Teoría Y, en contraposición de la Teoría X, es la concepción moderna de la administración, se basa en ideas y premisas actuales. Considera al ser humano como:

– Un individuo que no esquiva sus responsabilidades, le agrada el trabajo y lo considera como una fuente de satisfacción personal y laboral. El trabajo lo considera tan natural como el descansar o el jugar.

– Las personas no son por naturaleza pasivas o resistentes a las necesidades de la empresa, sus actitudes pueden cambiar por experiencias negativas en otras empresas.

– Los trabajadores tienen motivación básica, potencial de desarrollo, estándares de comportamientos adecuados. El autocontrol y generación de retos es un factor importante para lograr los objetivos tanto organizacionales como personales.

– Tienen un alto grado de creatividad e imaginación, esto es no solo el producto de un individuo independiente o autocontrolado, sino de una organización conciente de dar libertad y confianza a sus empleados.

Definitivamente, administrar bajo la Teoría Y generará mayor utilidad a la organización, no sólo en el ámbito lucrativo, también en el desarrollo de su factor humano, ya que propone, como antes lo vimos, un estilo de administración altamente participativo y democrático, basado en valores humanos y sociales; plantea una administración por objetivos, que realza la iniciativa individual.

Administrar bajo estas condiciones es el proceso de crear oportunidades y de liberar potencialidades con miras al autodesarrollo de las personas.

Finalmente la Teoría Y se aplica generalmente en empresas a través de un estilo de liderazgo basado en una serie de medidas innovadoras y humanistas, destacando las siguientes:

– Descentralización de las decisiones y delegación de responsabilidades.

– Ampliación del cargo, creación de retos para una mayor valoración u significado del trabajo.

– Participación del trabajador en las altas decisiones, una administración participativa y consultiva.

– La autoevaluación del desempeño.

El estudio del comportamiento humano ha generado una serie de corrientes modernas de la administración, tales como la administración por objetivos, el empowerment, los equipos autorregulados de trabajo, el jamming, y ¿por qué no?, todas las demás teorías que declaran el buen liderazgo organizacional.

La importancia del estudio del comportamiento organizacional a través de un análisis de la conducta individual. Permite con todo ello para crear escenarios adecuados a la productividad de una organización.

Fuente: Administración I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Administración

Suscríbete:

who's online