Tipos de reforzamiento

Positivo Un método para alentar un comportamiento y lograr que éste se repita consiste en propiciar que un desempeño deseable conlleve consecuencias atractivas (recompensas).

Por ejemplo, si un jefe recompensa a un empleado que llega a tiempo a una junta agradeciéndole por llegar puntual, está utilizando el elogio para reforzar la puntualidad.

Otros reforzadores son el aumento de sueldo, ascensos, descansos, aumento de estatus, etcétera. El reforzamiento positivo produce resultados positivos, por lo que es el mejor motivador para aumentar la productividad.

Negativo o evitación. Como en el caso del reforzamiento positivo, se utiliza para motivar a la persona a que proceda de una forma esperada.

El empleado evita las consecuencias negativas. Por ejemplo, un trabajador es puntual porque no desea recibir un reforzamiento negativo como una llamada de atención o un descuento de en su sueldo. Las reglas se establecen para hacer que los empleados no repitan ciertas conductas Extinción.

En lugar de alentar un comportamiento deseable, la extinción busca reducir o eliminar una conducta indeseada suprimiendo un reforzamiento positivo cuando ocurre dicha conducta.

Por ejemplo, el jefe no premia con un elogio a un empleado que llega retrasado a una junta. O bien, puede ya no otorgarle una recompensa valiosa para él, como un aumento de sueldo, hasta que el empleado se conduzca de acuerdo a normas establecidas.

Castigo. Se aplica para que un comportamiento no deseado tenga una consecuencia indeseable. Por ejemplo, el jefe regaña a un empleado que llega tarde a una junta.

Debe recordarse que con el reforzamiento negativo no hay castigo real; es la amenaza del castigo lo que controla el comportamiento.

Hay muchos métodos de castigo, entre otros la hostilidad, el retiro de privilegios, someter al trabajador a periodos de prueba, multas, descensos de categoría, despido, etcétera.

Aplicar un castigo puede reducir la incidencia de un comportamiento indeseable, pero también generar otras conductas no deseables, como moral baja, menor productividad, hurto o sabotaje.

El castigo es el método más controvertido y menos eficaz para motivar a los empleados.

Fuente: Apuntes de Administración V de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración avanzada

Suscríbete:

who's online