Ciencia y tecnología

El tecnólogo se interesa primordialmente por las cosas para nosotros y en nuestro propio control más que en las cosa mismas y pos sí mismas, se interesa más en la instrucción que en el aprendizaje en general, en los programas socioeconómicos que en los análisis sociales y económicos desinteresados.

El científico o el filósofo no tienen patrón o empleador porque son empleados del saber, cuyo único compromiso es con su propia vocación de la verdad.

Para poder hacer una diferencia clara, los conocimientos técnicos, o prácticos, no necesitan saber qué es la cosa, sino qué hacer con ella. La técnica y la tecnología son el saber qué hacer, la ciencia es el saber del ser.

Fuente: Teoría del conocimiento de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Teoría del conocimiento

Suscríbete:

who's online