Fabricar para existencias

Se conoce con los nombres de producción intermitente y producción para stock y consiste en recibir los pedidos del cliente, y en función de éstos, elaborar las órdenes de producción también llamadas órdenes de trabajo.

Los pasos a seguir cuando se sigue este sistema son:

1. Una vez que se tiene la información de los pedidos de los clientes, se pueden consultar los niveles de inventarios de producto terminado y saber si con los productos existentes se cubre la demanda o es necesario producir algunos bienes.

2. Si el inventario de producto final cubre la demanda, se procede a su distribución. Pero si hay faltantes, se procede a la elaboración de órdenes de producción.

3. Se emiten las órdenes de compra de materia prima y materiales, se preparan las máquinas y se alista al personal. Se elaboran los productos y posteriormente se envían al inventario.

4. Mantener los niveles de inventarios que coincidan con los pronósticos de demanda.

Por lo general, las empresas que manejan productos estándar están relacionadas con este sistema, sobretodo si manejan sólo unos cuantos modelos de producto, lo cual les permite tener altos volúmenes de inventarios y cubrir pedidos de mayor volumen en menor tiempo.

Fuente: Apuntes de Operaciones de la FCA de la Unam

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online