Interés simple

Todas las actividades financieras descansan en la costumbre de pagar un rédito por el uso del dinero prestado.

La mayor parte de los ingresos de los bancos y compañías inversionistas se deriva de los intereses sobre préstamos o de retorno de utilidades por inversiones.

En general, todas las operaciones comerciales están relacionadas con los réditos sobre los capitales en juego.

Toda persona que obtiene un préstamo queda obligada a pagar un rédito (renta de un capital) o interés, por el uso del dinero tomado en préstamo.

En general, el dinero genera dinero, acumulando valores que varían con el tiempo; el análisis de las causas de la acumulación del dinero en el tiempo es el problema fundamental de las finanzas.

Fuente: Apunte de Matemáticas financieras de la UNIDEG

Publicado en Matemáticas financieras

Suscríbete:

who's online