La sociedad y sus necesidades

La sociedad tiene diversos tipos de necesidades que pueden ir desde los fundamentales para la subsistencia, como el agua, el alimento, el vestido, el calzado, la vivienda, etc., y hasta otras no tan fundamentales, pero que también son de gran importancia para la sociedad, tal es el caso de las profesiones cuya gama y variedad se debe a la enorme lista de necesidades que se demandan en cada una ellas, pues para que una profesión exista se requiere que haya necesidad de la misma, y es precisamente la sociedad quien demanda la existencia de una profesión para que ésta cubra determinados requerimientos o necesidades entre los individuos de manera individual o en su conjunto, por lo que es importante reflexionar en el significado que tiene la palabra necesidad en términos generales.

El vocablo necesidad proviene del latín necessitas (‘aquello de lo que no se puede prescindir’). Podemos percibir que tenemos requerimientos múltiples, por ejemplo, conservar la salud, prioridad en la que son necesarios los médicos; una casa en la cual resguardarnos físicamente, para ello contamos con arquitectos, ingenieros civiles y albañiles que la construyen; defendernos legalmente en un juicio, por lo que nos apoyamos en los abogados… En fin, la lista es tan larga como necesidades tenemos.

La sociedad está conformada por diferentes tipos de entidades. Entre éstas podemos encontrar a los negocios o empresas cuya finalidad principal es la de obtener ganancias mediante la realización de una actividad económica, por lo que requieren información que les permita conocer el resultado de sus operaciones, independientemente que este resultado sea favorable o desfavorable, pues no siempre es posible ganar, pero con la información necesaria puede conocer a fondo su negocio y las causas de sus utilidades o pérdidas resultantes; también en la sociedad existen entidades que se dedican a cuidar la economía y el patrimonio familiar, como el caso de un padre de familia, un ama de casa, quienes velan y trabajan por mantener una estabilidad económica familiar, por lo que también ellos requieren de la información derivada de las inversiones que realizan (en casa, auto, muebles y otros), de los compromisos que contraen (principalmente con instituciones bancarias, tiendas comerciales, etc), servicios que contratan y que deben liquidarse periódicamente (agua, luz, teléfono, otros). En fin, así como existen diferentes entidades, también las necesidades de información varían con cada entidad por el tipo de actividad económica que realiza.

Actualmente, impera un ambiente competitivo en el ámbito mundial que muchos inversionistas y empresarios aprovechan para expandirse fuera de sus fronteras o para buscar la modernización de sus empresas a fin de permanecer y avanzar en el mercado compitiendo con empresas de otras naciones en su propio país. Esto implica la existencia de una comunicación internacional más comprensible y condensada, principalmente en los negocios, específicamente en lo referente a la información financiera requerida, de manera consistente, comprobable y transparente, de acuerdo con los lineamientos normativos nacionales e internacionales en materia contable.

Fuente: Contaduría Básica I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Contabilidad

Suscríbete:

who's online