Objetivo de la empresa

La administración financiera eficiente del flujo de fondos dentro de la empresa implica la existencia de algún objetivo o meta, debido a que el criterio de si una decisión financiera es o no eficiente se tiene que realizar de acuerdo con algún estándar.

Aunque son posibles varios objetivos, en este libro suponemos que la meta de la empresa es maximizar la riqueza de sus actuales dueños.

La participación en la propiedad de una sociedad anónima se demuestra mediante el precio de mercado por acción de la empresa, que a su vez es un reflejo de las decisiones de inversión, financiamiento y administración de activos.

La idea es que el éxito de una decisión de negocios debe ser juzgado por el efecto que, en última instancia tiene sobre el precio de la acción.

Maximización de utilidades comparada con la creación o generación de valor

Con frecuencia, la maximización de las utilidades se considera como el objetivo apropiado de la empresa. Sin embargo, bajo esta meta el administrador puede continuar mostrando incrementos en las utilidades por la simple emisión de acciones y utilizar las ganancias para invertir en bonos de Tesorería.

Para la mayor parte de las empresas, esto resultaría en una disminución de las utilidades de cada propietario de acción, esto es, las utilidades por acción caerían. Por tanto, la maximización de las utilidades por acción es defendida a menudo como una versión mejorada de la maximización de utilidades.

Incluso la maximización de las utilidades por acción no es unobjetivo totalmente apropiado, en parte debido a que no especifica el momento o la duración de los rendimientos esperados. ¿Es más valioso el proyecto de inversión que producirá un rendimiento de $100,000 dentro de 5 años que el proyecto que producirá rendimientos anuales de $15,000 en cada uno de los siguientes 5 años? La respuesta a esta pregunta depende del valor en el tiempo del dinero para la empresa y para los inversionistas al margen.

Pocos de los accionistas existentes estarían en favor de un proyecto que prometiera su primer rendimiento dentro de 100 años, sin importar cuán grande sea éste. En nuestro análi sis tenemos que tomar en cuenta el patrón de tiempo de los rendimientos.

Otro inconveniente del objetivo de maximizar las utilidades por acción, un inconveniente que comparten muchos otros métodos tradicionales de cuantificación de las utilidades, como el de utilidades de la inversión, es que no toma en cuenta el riesgo. Algunos proyectos de inversión son mucho más riesgosos que otros. Como r esultado de esto, la probable corriente de utilidades por acción sería más riesgo sa si estos proyectos se llevaran a cabo.

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online