Objetivos de la empresa (corto, mediano y largo plazo)

Los objetivos son los puntos intermedios de la misión. Es el segundo paso para determinar el rumbo de la empresa y acercar los proyectos a la realidad (el primer paso fue redactar la misión).

En los objetivos, los deseos se convierten en metas y compromisos específicos, claros y ubicados en el tiempo. Así, la misión deja de ser una intención para convertirse en una realidad concreta.

A través de los objetivos, la misión se traduce en elementos reales, como son:

– Asignación de recursos (qué)
– Asignación de actividades (cómo)
– Asignación de responsables (quién)
– Asignación de tiempos (cuándo)

Los objetivos deben poseer ciertos rasgos o peculiaridades, por ejemplo:

Ser alcanzables en plazo fijado
– Proporcionar líneas de acción específicas (actividades)
Ser medibles (cuantificables)
Ser claros y entendibles.

Los objetivos se establecen en forma general para la empresa y se deberán ver reflejados en objetivos específicos para cada área funcional de la empresa misma.

Tal como se mencionó anteriormente, los objetivos se clasifican de acuerdo con el tiempo en que se pretenden cumplir, con las siguientes categorías:

– Objetivos a corto plazo (6 meses a 1 año)
– Objetivos a mediano plazo (1 a 5 años)
– Objetivos a largo plazo (5 a 10 años)

Fuente: Apunte de desarrollo de Microempresas de la Unideg

Publicado en Desarrollo de microempresas

Suscríbete:

who's online