Proceso de Impresión del offset rotativo

La tampografía, es un proceso de impresión relativamente joven. Consiste en una placa metálica revestida de una emulsión fotosensible, donde se graba la imagen por un proceso químico, formando un huecograbado, esta placa es cubierta de tinta y barrida por una cuchilla, posteriormente un tampón de silicona presiona sobre el grabado de la placa recogiendo la tinta del huecograbado y transportándola sobre la pieza que será impresa por contacto.

Este sistema es actualmente muy utilizado para el marcaje de piezas industriales y publicidad.

Arte final y fotolitos: Salvo pequeños detalles, es igual que para la serigrafía.

Placas: Sustituyen a las pantallas. Se trata de unas placas metálicas de aprox.100×100 mms. Que llevan incluido en uno de los lados un fotopolímero.

Transporte: El proceso es similar al de la serigrafía.

Impresión: Se efectúa mediante unas máquinas generalmente neumáticas que utilizan un tampón de caucho el cual pisa en la placa en la que previamente se ha colocado la tinta y copia y reproduce el motivo en la superficie del objeto.

Ventajas e inconvenientes:

– Su principal ventaja es la de que es adaptándose a las superficies irregulares es muy rápido el único sistema que permite imprimir así como que la cadencia de impresión.

– Sus limitaciones están tanto en la superficie a imprimir como en que la calidad de impresión tiene menos relieve que la serigrafía. Es posible realizar cuatricomías.

Fuente: Apuntes de Tecnología de los Sistemas de Impresión de la U de Londres.

Publicado en Tecnología de los Sistemas de Impresión

Suscríbete:

who's online