Rechazado

El rechazado es un proceso de formado de metal en el cual se da forma a una parte de simetría axial sobre un mandril u horma mediante una herramienta redondeada o rodillo.

La herramienta o rodillo aplican una presión muy localizada (en casi un punto de contacto) para deformar el trabajo por medio de los movimientos axiales o radianes sobre la superficie de la parte. Las formas geométricas típicas que se producen por rechazados incluyen conos, hemisferios, tubos y cilindros. Hay tres tipos de operaciones de rechazados.

Rechazado convencional. Es la operación de rechazado básico, un disco de lamina se sostiene en el extremo de un mandril rotatorio que tiene la forma interior deseada para la parte final, mientras la herramienta o rodillo deforma el metal contra el mandril. En algunos casos la forma inicial puede ser diferente a la de un disco plano.

Rechazado cortante. En este se forma la parte sobre el mandril por medio de un proceso de deformación cortante en el cual el diámetro exterior permanece constante y el espesor de la pared se reduce..

Rechazado de tubos. Este es usado para reducir el espesor de las paredes y aumentar la longitud de un tubo mediante la aplicación de un rodillo al trabajo sobre un mandril cilíndrico.

Fuente: Materia de Proceso de Manufactura de la Unideg

Publicado en Proceso de manufactura

Suscríbete:

who's online