Sistema departamental

Según el sistema departamental, los especialistas se agrupan en un mismo departamento. Así, pues, todos los redactores se encuentran en el departamento de redacción, los dibujantes en el departamento artístico, etcétera. Estos empleados no son responsables directamente ante los directores de campaña, sino ante los jefes de sus respectivos departamentos. Por lo regular, cada uno de éstos tiene autorización para tomar decisiones importantes.

Un redactor o investigador puede trabajar en la publicidad de cuatro clientes, cada uno de los cuales tiene un director diferente de campaña. Es el jefe del departamento, y no el director de campaña, quien hace las asignaciones a los clientes.

Una de las ventajas que ofrece el sistema de departamentos estriba en que hace responsables a los especialistas (jefes de los departamentos) en lugar de los directores de campaña. Incluso el más capacitado de éstos no puede ser experto en todas las diversas facetas de la publicidad.

Una última ventaja consiste en la clase de juntas del comité de campañas que pueden celebrarse. Normalmente, los jefes de departamento son miembros clave del comité de campañas de la agencia. Por eso, cada vez que se reúne este comité para estudiar los problemas del cliente, la junta puede contar con los conocimientos especiales y la experiencia de los mejores especialistas de la agencia.

Publicado en Publicidad

Suscríbete:

who's online