Situación actual del comité de auditoria

A principios del año 2002, cuando apenas se iniciaba la recuperación de la actividad económica en los Estados Unidos, y se empezaban a digerir los problemas de los atentados terroristas, se presenta un nuevo ataque y la credibilidad de la información financiera derrumba los precios de la bolsa, causando estragos en gran parte de la población directamente, o a través de los fondos de pensiones, dinero ahorrado de toda su vida.

Este fenómeno afectó directamente a todos los ámbitos relacionados con la preparación, análisis y uso de la información financiera.

El comité de Auditoría Interna está obligado a cerciorarse de la forma en que fue realizada está actividad y de los hallazgos de los auditores externo.

En los últimos 25 años, su importancia ha crecido significativamente en los Estados Unidos, ya que comenzó sólo como una práctica gubernamental, con su evolución ha llegado a tener presencia en casi todas las empresas que cuentan con un departamento de Auditoría Interna.

Reconociendo actualmente en el comité de Auditoría la forma más viable para apoyar las funciones tanto de Auditoría externa como interna; así también, para reforzar la responsabilidad de la dirección de las empresas en el control interno, impulsando así la creación de esta herramienta.

No obstante, su amplia aceptación y difusión, la meta y responsabilidades del comité han seguido evolucionando, gracias al apoyo de la Comisión de valores (Securities Exchange Comission) y de la profesión de la Contaduría Pública.

No cabe duda que podemos mencionar como primer responsable del problema de la falta de credibilidad en la información financiera a la administración de la compañía, que con conocimiento de causa e intencionalmente violó los principios contables y emitió información dolosamente equivocada, el auditor interno y el contralor fueron faltos de ética profesional.

Así mismo, los miembros del Consejo de Administración y aun los pertenecientes al Comité de Auditoría comparten esta responsabilidad de falsedad de la información, por su negligencia o por no ser capaces de detectar los errores e irregularidades existentes y latentes.

Actualmente el IMCP (Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A. C.) ha iniciado una campaña de promoción, entre los empresarios mexicanos, para la creación y buen funcionamiento de los comités de Auditoría. Esto será una valiosa aportación a la transparencia en la información financiera y dando lugar a un gobierno corporativo, que incremente la confianza de todos los usuarios y del público en general.

Los comités de Auditoría han rebasado la etapa de sólo ser un mero cumplimiento legal, ahora su instauración es por convicción para el bienestar de las grandes organizaciones, esto aparejado al propio desarrollo de la Auditoría.

Gracias en gran medida a la validez del trabajo del auditor se dará la proyección, el crecimiento y la expansión de los comités de Auditoría.

La instauración del comité de Auditoría es una herramienta valiosísima para la organización, para la consecución de sus propósitos y la satisfacción de sus necesidades de vigilancia y control. Lo cual constituye nuevas oportunidades para la Auditoría. Esto un gran reto para los auditores internos, la comprensión de estas nuevas necesidades y poder desarrollar una capacidad indispensable para la organización son vitales para su crecimiento.

La aceleración de las expectativas sociales, su impacto, la creciente necesidad de satisfacer requerimientos gubernamentales y la competitividad actual hacen necesarios nuevos esquemas de control y administración para el desarrollo y supervivencia de las organizaciones.

Fuente: Apuntes de Auditoria Interna de la FCA de la UNAM

Publicado en Auditoría interna

Suscríbete:

who's online