Cambios digestivos de la mujer

1. El pH de la saliva disminuye (puede llegar a valores de 6.0 en hiperemesis).

2. Gingivorragia y gingivitis: por tumefacción e hiperemia de las encías.

3. El cierre entre el esófago y el estómago no se produce adecuadamente ya que la progesterona seda la musculatura lisa.

Además la compresión del útero en crecimiento, hacen que el contenido gástrico pueda refluir
(se produce ardor y pirosis).

4. El estómago pierde su peristaltismo. Vaciamiento más lento, digestiones pesadas debido a la disminución de HCl.

5. Absorción aumentada de agua debido al escaso peristaltismo intestinal y estreñimiento.

Tendencia a que se formen varices, plexos varicosos y hemorroides en el recto.

6. Aumento del apetito y la sed; la embarazada necesita comer y beber más, aumentando el metabolismo.

7. Aumento de eritrocitos para aportar nutrientes a la unidad placentaria.

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online