Cuadro de mando integral para el área de Recursos Humanos

El Balanced Scorecard o el cuadro de mando integral es una metodología desarrollada por Robert S. Kaplan y David P. Norton, que consiste en traducir la misión estratégica de una organización, en un grupo de indicadores numéricos de desempeño, que integran y enlazan todos los niveles y funciones de esa organización, asegurando así una correcta ejecución de la estrategia, en tiempo y forma.

Tanto Miguel A. Sastre como Eva M. Aguilar coinciden en señalar que el cuadro de mando integral (The Balanced Scorecard), es uno de los modelos más conocidos de medición de capital intelectual.

Asimismo, destacan estos estudiosos que: En las compañías que han desarrollado y aplicado un cuadro de mando para la función de recursos humanos, se considera como si la función fuese una unidad de negocio en sí misma, de manera que los líderes de recursos humanos tienen que obtener medidas referentes a cuatro perspectivas:

clientes (por ejemplo, satisfacción con los servicios de recursos humanos),
financiera (por ejemplo, productividad de la función, resultado frente al presupuesto),
eficiencia operativa (por ejemplo, eficiencia en las transacciones, gestión de los datos),
– y capacidad estratégica (por ejemplo, innovación, aprendizaje, capacidad de adaptación de la función).

La aplicación de un cuadro de mando de recursos exige entonces conocer las relaciones entre las prácticas de recursos humanos y su impacto sobre las personas, los procesos y los resultados de la empresa.

Fuente: Recursos humanos I de la Facultad de contaduría y Administración de la UNAM.

Publicado en Recursos humanos

Suscríbete:

who's online