Fuerza de medición

A diferencia de los micrómetros, los calibradores vernier no están provistos con un mecanismo que asegure una fuerza de medición constante. Por tanto, la fuerza de medición variará cada vez que se utilice el calibrador (especialmente con diferentes usuarios).

El grado de suavidad del movimiento del cursar a lo largo del brazo principal afecta mucho la fuerza de medición de un calibrador. Cuando se estén midiendo piezas utilizando un calibrador, será necesario mantenerlas entre las puntas de medición con una cierta fuerza. Los dedos del usuario mantienen el cursor con una fuerza, Q, que es la suma de las fuerzas P y R, las cuales son ejercidas sobre la pieza por las puntas de medición y la fricción que existe entre el cursor y el brazo principal, respectivamente (Q = P + R).

Hay un espacio entre las superficies deslizantes del brazo principal y la del cursar en el que se instala la cuña flexible (típicamente de bronce fosforado). Si las puntas de medición aplican una fuerza excesiva a la pieza, el resorte se flexionará y provocará que la punta de medición del cursar gire y cause un error de medición.

Las siguientes preocupaciones deben tomarse para minimizar errores.

1) El cursor debe moverse suavemente
2) No aplique una fuerza excesiva de medición
3) Mida la pieza utilizando la porción de las puntas de medición más cercana a la escala principal.

Fuente: Apuntes de Metrología de la UNIDEG

Publicado en Metrología

Suscríbete:

who's online