La familia como trabajadores de confianza en un negocio

Cuando se inicia un negocio familiar, en la mayoría de la ocasiones se busca ahorrar lo más que se pueda y una de las formas es disminuir al máximo el pago de salarios, por lo que es frecuente que el emprendedor convenza a sus familiares para que trabajen para él sin prestaciones y que, en cuanto el negocio empiece a funcionar podrán aspirar a puestos importantes y/o a convertirse en socios.

En cuanto el negocio alcance cierta estabilidad, los familiares que intervienen como trabajadores de confianza deben ser recompensados adecuadamente, estableciendo un plan de sueldos y prestaciones, así como horarios más decentes.

Se debe también empezar a pagar los préstamos que se hayan solicitado, aunque sea en cantidades pequeñas, ya que de no hacerlo se pueden generar problemas que luego se convierten en rupturas familiares.

Fuente: Apuntes de Administración de Pymes de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración de pymes

Suscríbete:

who's online