Pruebas de color

Cuando se hace un trabajo para impresión se sigue una secuencia de trabajo determinada.

Esta secuencia puede experimentar variaciones dependiendo de la complejidad del trabajo, pero guarda siempre muchos puntos en común.

Un ciclo típico de pruebas puede ser el siguiente:

Fase de Diseño

• Pruebas de escáner
• Pruebas en b/n
Pruebas de color en impresoras normales

Fase de Preproducción

• Prueba de preimpresión con película o
• Prueba digital de calidad

Fase de Impresión

• Prueba de impresión
• Aceptación final del impresor

Dependiendo del tipo de trabajo, partes de esta secuencia teórica pueden variar, haciéndose más complejas o desapareciendo. Ahora bien, lo que debe quedar claro es que para corregir un texto es suficiente una prueba en b/n de una impresora normal, y que para esta tarea no se deben usar sistemas más caros.

También debe quedar claro que no se pueden considerar las correcciones baratas como poco importantes, y dejar las correcciones de texto, por ejemplo, para cuando aparecen las pruebas finales de contrato. Esto dañaría todo el sistema de producción y generaría correcciones que tal vez invalidaran el conjunto del trabajo realizado.

En todo caso, la corrección del color requiere pruebas de calidad. Si no es así, serán poco o nada efectivas.

Fuente: Materia de Preprensa Digital de la Universidad de Londres

Publicado en Preprensa digital

Suscríbete:

who's online