Análisis de los requerimientos

Conforme se desarrolla el sistema se irán detectando varios requerimientos por lo que se hace necesario analizarlos, es decir, hay que clasificarlos, evaluarlos, y refinarlos.

Clasificación de los Requerimientos

Básicamente los requerimientos se clasifican en funcionales y no funcionales. A su vez los funcionales se dividen en: Usabilidad, Confiabilidad, Desempeño, Soporte y otros.

Funcionales. Son acciones que el sistema debe desarrollar sin tomar en cuenta restricciones físicas. Este tipo de requerimientos se describen en tablas de decisión, español estructurado, diagramas de flujo pero sobre todo con casos de uso.

Los requerimientos funcionales especifican el comportamiento interno y externo del sistema.

Usabilidad. Se refieren al manejo y percepción visual que tiene el usuario con el sistema. Se debe considerar la estética, consistencia de la interfaz del usuario, ayuda en línea, documentación del usuario, materiales de capacitación.

Confiabilidad. Se refieren a la capacidad del sistema para soportar las transacciones que se desea que el sistema ejecute así como la capacidad de recuperación del sistema y la información en caso de falla.

Desempeño. Está muy relacionado con los requerimientos funcionales ya que es cuando un participante solicita: rapidez, eficiencia, disponibilidad, certeza, tiempo de respuesta, tiempo de recuperación.

Soporte. Se refieren a características como: facilidad de prueba, extensibilidad, adaptación, mantenimiento, compatibilidad, configurabilidad, etc.

Los requerimientos no funcionales describen únicamente atributos del sistema o atributos del ambiente del sistema que no tienen que ver directamente con el comportamiento interno y externo del sistema.

Fuente: Apuntes de Informática IV de la FCA de la UNAM

Publicado en Análisis y diseño de sistemas estructurados

Suscríbete:

who's online