Color y sentido de la vista

Lo que habitualmente denominamos luz es radiación electromagnética cuya longitud de onda está comprendida entre 380 nm y 780 nm.

Dichas radiaciones son registrados por minúsculas células receptoras (conos y bastoncillos) ubicadas en la retina del ojo.

La misión de ambas es captar la energía de las radiaciones que inciden en ellas y transformarlas en impulsos eléctricos. Con tales impulsos están formados los códigos que, a través del sistema nervioso, son enviados al cerebro, donde tiene lugar la sensación de color propiamente dicha.

Como sensación experimentada por los seres humanos y determinado animales, la percepción del color es un proceso neurofisiológico muy complejo.

Los métodos utilizados actualmente para la especificación del color se encuadran en la especialidad denominada colorimetría.

Fuente: Teoría conceptual del diseño de la U de Londres

Publicado en Teoría del diseño

Suscríbete:

who's online